Hoy te traigo una entrevista con la escritora de moda Jéssica Gómez, autora del libro «Come chocolate y no discutas con idiotas»  editado por MR Ediciones (sello de Editorial Planeta) y que ofrece #52tips para la paz mental en tono de mucho humor.

Jéssica es bloguera añeja (como yo y me encanta), columnista en 20 minutos, ganadora MEJOR BLOG PERSONAL en los XI Premios 20 Blogs, finalista MEJOR BLOG DEL AÑO en los XI Premios 20 Blogs, primera finalista en los XII Premios Bitácoras al Mejor Blog de Opinión, escritora de cuentos y madre de tres hijos.

Con este nuevo libro «Come chocolate y no discutas con idiotas» nos vuelve a demostrar que es divertida, amena y además nos da tips realmente útiles para tener paz mental, no complicarnos demasiado la vida y ser más felices.

Yo ya me lo he leído y lo recomiendo totalmente para pasar un buen rato, echarte unas risas y de paso soltar lastre, que siempre viene bien.

1. Cuéntame tu historia ¿desde cuándo te gusta escribir?

Te puedo contar que aprendí a escribir yo sola, y que lo primero que escribí fue a los 5 años recién cumplidos: una carta larguííííísima a los reyes magos. Pedía calcetines y gallinas. Tengo la carta por ahí guardada porque mi madre lo guardaba todo ❤

Desde entonces, siempre he escrito: inventaba cuentos, poemas, obras de teatro. Tenía un diario, un blog cuando los blogs amanecieron y cientos de folios sueltos por todas partes con ensayos y relatos.

Siempre soñé dedicarme a esto, pero nunca creí que fuera posible porque la gente, ya sabes, se empeña en decirte que «pongas los pies en la tierra».

2. Has tenido un desarrollo imparable como escritora desde tus tiempos con el blog ¿ qué fue lo que te hizo dar el salto a escribir «de verdad»? ( ya me entiendes, a ser escritora que cobra por escribir jajaja)

La verdad es que todo fluyó de una forma tan natural que aún me estoy adaptando a esta nueva realidad que gobierna mi vida.

Como sabes, tenía una web de crianza consciente, Háblame Bajito, y fue a través de ella que la gente empezó a leer las cosas que yo escribía, y empecé a tener un poco de notoriedad por ahí.

Por no extenderme mucho, te diré que en la primavera de 2016 me propuse publicar en mi página de autora un texto por semana, y en julio de ese año llegó el fenómeno de ‘Querida chica del bañador verde’.

Ese verano me tomé un mes para tomar una decisión: con la tienda y escribiendo no estaba al 100% en cada cosa, tenía que decantarme por uno u otro lado. E, igual que en su momento había renunciado a «una buena oportunidad laboral» por Háblame Bajito, ese verano decidí dar otro salto, dejar Háblame Bajito y dedicarme en cuerpo y alma a escribir. Una especie de «ahora o nunca».

En pocos meses llegaron los Bitácoras, gané los 20blogs, me ofrecieron trabajo en 20 minutos como bloguera, publiqué ‘La mujer de al lado’ el año pasado y llegó la oportunidad con Planeta para publicar este libro. Vamos, que aún estoy aterrizando.

3. Cuéntame de que va este libro ¿es un libro de autoayuda?

No es de autoayuda, ¿y sabes por qué? Porque te ayudo yo, que pa eso he escrito el libro 😂 A ver, yo creo que, sobre todo, es un libro de humor. No pretendo arreglar la vida de nadie, me basta con echarnos unas risas.

Aunque sí es cierto que desde que escribí los tips y los tengo más presentes para ponerlos en práctica vivo más relajada y feliz, de forma que si, además de hacerte reír, consigo que tú también tengas más paz mental ¡pues mejor que mejor!

Va de quitarse basuras mentales, de eliminar de nuestra vida todo eso que hacemos y que nos quita bienestar. Cosas que muchas veces hacemos por inercia, por una educación mal entendida o por compromisos absurdos.

Va de priorizarnos a nosotras mismas y de hacer caso a esa voz interior que nos dice «deja de hacer eso, que la estás cagando».

4. ¿A quién le recomendarías que se lo leyera?

A todo el mundo, desde luego xD

De verdad, creo que es un libro que contiene tips para quitar hierro a casi cada situación de la vida que te genera malestar (y, si no tiene un tip específico, pues se tira del #52 y ya está).

En mi casa, de hecho, desde hace unos meses, cada vez que tenemos una situación que nos altera, tenemos un mantra que solo de pronunciarlo nos da la risa: «Te puedo recomendar un libro». Se ha convertido en una especie de «eh! Relájate, que esto no es para tanto». Increíblemente, nos funciona.

Así que sí: yo le diría a todo el mundo que lo lea, o que lo tenga por ahí a mano, para cuando lo necesite.