Hace algunas semanas, me invitaron a dar una clase sobre el embarazo, el parto y la lactancia materna en un colegio para todas las clases de cuarto de primaria porque estaban trabajando con un proyecto sobre el cuerpo humano.

Es verdad que yo me ofrecí, porque aunque el aparato reproductor se suele estudiar, los temas que tienen que ver con el embarazo, parto y sobretodo la lactancia se suelen obviar.

Cuando yo iba al cole básicamente aprendí cómo se hacen los niños, que crecen en la tripa de las madres y ya, así que pensé que podía ser interesante que alguien les explicara a estos niños más cositas.

Además, al ser un tema un poco «pudoroso» siempre es mejor que te lo explique alguien acostumbrado a hablar de ello.

Preparé una clase sencilla, pero que al mismo tiempo daba muchos datos que la mayoría de ellos no sabían e intenté sobretodo que la clase fuera muy participativa para que fueran acostumbrándose a hablar de estas cosas sin sonrojarse.

Y la verdad es que creo que conseguí mi objetivo porque al principio salieron los típicos «qué asco» pero conforme avanzábamos, se iban animando a contar sus experiencias, lo cual ayudaba a que el resto también fuera normalizando el tema y las imágenes que se iban viendo.

Yo les animaba a que intentaran recordar conversaciones con sus padres, les preguntaba cómo nacieron, si tomaron pecho o biberón y si sabían todo lo que yo estaba contando o era nuevo para ellos.

Tengo que decir que algunos me sorprendieron muchísimo porque sabían muuuchas cosas sobre partos…menos sobre lactancia y ahí es donde yo quería llegar 😉

Les expliqué cosas básicas de lactancia materna, pero les reconocí que son cosas desconocidas que incluso a veces los sanitarios no sabemos, lo que les hizo sentirse muy orgullosos porque al terminar la clase «sabían más de lactancia que algunos médicos».

Básicamente les conté que la lactancia:

  • es lo normal
  • no duele
  • se ofrece a demanda
  • mejora las defensas del bebé (enferman menos)
  • debe ser en exclusiva los seis primeros meses de vida del bebé
  • combinada con otros alimentos hasta al menos dos años (y luego hasta que la madre y el bebé decidan)
  • favorece el vínculo entre la madre y el niño

Y les dejé que normalizaran lo normal, que entendieran que TODOS hemos estado dentro de la tripa de nuestras madres y hemos nacido o bien por la vagina o por el vientre (con un cortecito) y pienso que conseguí el objetivo de que aprendieran cosas interesantes, que se despertara su curiosidad y que superaran un poco la vergüenza de tratar este tipo de temas.

Me consta que cuando llegaron a casa fueron a preguntar muchas cosas a sus padres, así que el hecho de que los niños tengan estas conversaciones también en familia es muy positivo.

Os dejo a continuación el PDF descargable de la clase que les preparé por si os apetece usarla en algún otro colegio:

Descarga aquí el PDF de la clase «Embarazo, parto y lactancia para primaria»

¿Hablas con tus hijos de sus partos y de lactancia? ¿En el colegio de tus hijos lo han visto? Si no lo han hecho te animo a que uses mi clase y vayas tú a explicarlo ¡es realmente divertido y gratificante!