En estas fechas llega el momento decisivo para muchas familias: escoger el colegio de sus hijos.

Es una decisión importante, ya que nuestros hijos pasan en la escuela muchas horas todos los días por tanto es importante que estén a gusto ellos y nosotros con el colegio que escojamos.

Hay muchos criterios que se pueden tener en cuenta para optar por uno u otro colegio y son completamente diferentes en función de a quién le preguntes.

Hay quien prefiere la cercanía:

Almu Gomis Moreno: Yo he oído contar a Mar Romera, maestra y pedagoga, referencia en temas de inteligencia emocional, que cuando ella iba a escoger colegio para su hija conoció a Tonucci, pedagogo de referencia. Y se dijo: «ostras, ya sé cómo voy a decidirme. Le pregunto a Tonucci en qué me tengo que fijar para elegir el colegio ideal». Ella se esperaba una respuesta elaborada y la que obtuvo fue: «que esté cerca y pueda ir andando». Obviamente cada barrio y familia es particular, y lo mismo hay ciertas cosas a tener en cuenta en cada caso. Pero desde luego me parece un gran consejo. Yo ya había decidido colegio antes de escuchar esto, y viendo cómo es y lo que me ofrece, resulta que también valoro eso muchísimo. Todo lo demás, me sobra bastante. Compañeros estúpidos hay en todas partes, profesores impresentables también. Y realmente para mí las instalaciones no son factor de peso. Ahora estoy feliz de tener el cole enfrente de casa, de tener una tribu de barrio que arropa, de que me hija no sólo aprenda sino que sienta toda la vida que hay en cada metro de acera. Estamos muy contentos. Es verdad que en nuestro caso es un colegio público normal, ni puntero ni desastroso. No exento de problemas, pero no quiero que me hija viva en una burbuja. Además valoro también que sea pequeño y todos se conozcan.

Otros se fijan más en el proyecto pedagógico:

Carmine Xander: Tratar de que sea individualizada. Métodos como montesori o Emilia Reggio son excelentes para adaptarse a cada pequeño.
La seguridad es indispensable: escuelas prensadas y construidas para ser escuelas, preferentemente no casas.
He visto escuelas donde las maestras tienen q subir dos pisos con 15 niños! Un accidente es inevitable bajo esas circunstancias.
Que haya opciones de jardinería y convivencia con animales. Que se ensucien! Eso es lo mejor y más natural para ellos!
Que tengan un plan y/o estrategia ante bullying. También he visto escuelas donde pasan mordidas, bullying, etc y el personal no tiene idea de que protocolo seguir.

Otros en los idiomas y servicios complementarios:

Denisse Martínez: El nivel de Inglés que se imparte, el lugar que ocupan en las pruebas que realiza el gobierno (para uso del lenguaje, matemáticas y ciencias), después de eso veo seguridad de los niños, instalaciones, que haya departamento de psicología y enfermería y definitivamente conocer alumnos egresados de ahí y ver su desempeño académico y profesional.

Otros en la seguridad de las instalaciones:

Marta Nogales: Cuando la opción más cercana tiene amianto, goteras, instalación eléctrica deficiente, ratas, 3 edificios que impiden que puedas llevar al mismo tiempo a tus hijos de distintas edades hasta la puerta del colegio, obligando que uno, normalmente el mayor (8-9 años) tenga que atravesar los patios incluidos el del Instituto que no pertenece al colegio Y recorrer sólo casi 1 km, cuándo hay aulas dobles (unas dentro de otras donde no se escucha la sirena en caso de emergencia), donde no hay ni salida de emergencia ni escaleras de incendios que permitan escapar rápidamente de una planta alta donde hay unos 150 niños y niñas de primero y segundo de primaria … créeme lo que de verdad valoras es la seguridad de tus hijos y eso pasa por estar en un centro con unas instalaciones que cumplan la normativa vigente, aunque lo tengas que pagar, te tengas que desplazar o no te guste tanto la metodología. Lo primero es la seguridad

Otros en la atención a la diversidad:

Isabel Mª Fernández: Como se intervienen/detectan/acompañan las necesidades educativas especiales y las altas capacidades

La verdad es que un lío, porque lo ideal es que lo tuviera todo ¿verdad?

  • Que estuviera cerca de casa
  • Que tenga unas instalaciones seguras, amplias, modernas, bonitas…
  • Que tenga un proyecto respetuoso con el aprendizaje de los niños
  • Que atienda debidamente a la diversidad
  • Que sus profesores sean respetuosos con los niños
  • Que evite el acoso
  • Que no tenga deberes
  • Que tenga un buen nivel académico
  • Que tenga una amplia oferta de extraescolares: deportivas, artísticas, etc.

En mi familia nos hemos cambiado tanto de casa como de colegio varias veces a lo largo de mi maternidad y reconozco que mis criterios han ido cambiando bastante con el tiempo.

Os voy a contar qué tener en cuenta para escoger colegio y qué tengo en cuenta YO, a ver qué os parece.

Proyecto

Para mi lo más importante es el proyecto (antes no lo era…pero ahora sí).

El proyecto y el ideario del colegio lo es todo, porque de él va a depender que los niños se sientan contentos, aprendan a gusto, no pierdan el interés por el aprendizaje y se sientan respetados en su diversidad.

Los métodos de aprendizaje, si usan libros o no, si trabajan por proyectos o usan alguna metodología especial (Montessori, Waldorf, etc.), si son respetuosos, si ponen deberes, si educan en valores, si trabajan con fichas o cómo resuelven los conflictos.

Cuando mis hijas eran pequeñas yo siempre hacía estas preguntas al visitar el colegio:

  • ¿Cuál es la política para dejar el pañal?
  • ¿Cómo se resuelven los conflictos entre los niños?
  • ¿Hay silla de pensar?
  • ¿En el comedor se obliga a comer?
  • ¿Qué pasa si un niño aprende más despacio o más rápido?
  • ¿Utilizáis fichas?
  • ¿Los niños se pueden mover por el aula o deben permanecer sentados?

Ahora que son más mayores mis preguntas son algo diferentes:

  • ¿Hay deberes?
  • ¿Cuál es el protocolo frente al acoso escolar?
  • ¿Trabajáis por proyectos?
  • ¿En el comedor se obliga a comer?
  • ¿Hacéis adaptación curricular para los niños?
  • ¿Quién vigila los patios?

Cercanía

Un aspecto fundamental para muchas familias que dependen de los horarios de trabajo, del transporte o de la ayuda familiar.

Hay familias que quieren que el colegio esté en el barrio, ya no solo por logística, sino también por los amigos y los planes después del cole.

Reconozco que es mucho más cómodo que el cole esté cerca de casa y si se puede ir andando mucho mejor:

  • Los niños pueden dormir más
  • Algunos incluso pueden comer en casa
  • Sus amigos viven cerca
  • Al salir del cole pueden jugar juntos
  • La vida de barrio es más tranquila

Sin embargo en mi caso, he renunciado a la cercanía por el proyecto, ya que los colegios que tengo cerca no me gustan nada, son muy poco respetuosos con el niño y con las familias.

Tiene comedor, horario de clases y extraescolares

Para muchas familias este dato es fundamental porque sus horarios laborales no les permiten ir a comer a casa o recoger muy pronto a los niños. O simplemente prefieren que las actividades extracurriculares las hagan en el mismo colegio por comodidad.

Las extraescolares, horarios extendidos (por la mañana o por la tarde), la posibilidad de desayuno, comida y merienda es algo muy valorado entre muchas familias.

En mi caso, yo preferiría que mis hijas pudieran comer en casa y que salieran antes, pero el horario del colegio es el que es.

Importancia de los idiomas ¿es bilingüe?

Aquí hay diversidad de opiniones, porque muchos padres quieren que el colegio sea bilingüe y muchos otros no.

El bilingüismo en teoría suena bien, lo que pasa es que muchos colegios bilingües no están correctamente adaptados: los profesores no tienen el nivel adecuado y trabajan con libros malísimos con los que es muy difícil aprender inglés.

En este aspecto yo he cambiado bastante de opinión.

Antes era muy importante para mi, pero con el tiempo cada vez me importa menos porque creo que cuando un niño quiere aprender inglés lo aprende aunque en el colegio no se lo enseñen bien.

Tamaño del colegio

Otro aspecto muy importante para muchas familias es el tamaño del colegio.

Muchos prefieren un colegio pequeño, más familiar, donde todos se conocen y otros prefieren que sea grande porque es sinónimo de éxito.

A mi particularmente los colegios grandes no me gustan mucho.

Hemos estado en colegios gigantes con 10 aulas por curso y en otros pequeños con un aula por curso y no hay color.

El hecho de que todos los profesores del colegio conozcan a tus hijos por el nombre y los niños sepan que pueden pedir ayuda a cualquiera porque saben quiénes son me encanta.

Aunque cuando los niños crecen esta «familiaridad» ya no les gusta tanto (a ellos claro jaja).

No hay colegio perfecto

Lo que debemos entender es que no hay colegio perfecto.

También ocurre que los criterios cambian con la edad del niño o nuestra propia evolución personal. Lo que un día nos parece bien, al día siguiente no.

El que no está lejos, pone muchos deberes o tiene un horario horrible. Y cuanto antes entendamos esto mucho mejor.

Así que debemos asumirlo y decidir qué vamos a priorizar y a qué vamos a renunciar.

¿Cuáles son tus criterios para escoger colegio?