Lactancia materna y sexualidad

Cuando te conviertes en madre, muchas áreas de tu vida pasan a un segundo plano y la sexualidad es una de las cosas que quedan relegadas al final de la lista,entendiendo sexualidad como el deseo de mantener relaciones sexuales.

Lo cierto es que el embarazo, el parto y la lactancia forman parte del ciclo sexual de las mujeres. Son distintas épocas sexuales de una misma mujer, pero que se viven de formas muy distintas.


Tras el parto, segregamos prolactina en cantidades industriales que es antagonista de los estrógenos y la progesterona (que aumentan el deseo sexual) por lo que la líbido baja a niveles insospechados en la mayoría de las mujeres.

Si además, la mujer que ha parido decide dar el pecho, durante sus seis primeros meses de lactancia tendrá unos niveles hormonales parecidos a los que tendrá en la menopausia, con lo que se puede entender perfectamente que su deseo sexual será casi nulo.

Y no tenemos que olvidar que criar a un bebé recién nacido es algo agotador. El sueño, el cansancio, el nuevo rol de madre y las nuevas responsabilidades suelen estar delante de las relaciones sexuales para las mamás lactantes, por lo que si encuentran un rato libre, probablemente prefieran descansar un rato.

A partir de los seis meses, la producción de leche materna ya no está tan ligada a las hormonas, por lo que el deseo sexual puede ir aumentando poco a poco. Sin embargo hay mamás que no recuperan la líbido en condiciones normales hasta mucho tiempo después y es algo completamente normal.

Según Laura Gutman (psicóloga y autora de numerosas obras dedicadas a la maternidad) el puerperio dura dos años y durante ese tiempo la mujer se encuentra fusionada con el bebé, desorientada, cansada, ha perdido casi por completo su identidad y necesita una comunidad de mujeres que la sostengan. En nuestra época, a falta de una tribu de mujeres, las mujeres puérperas se apoyan en su pareja y normalmente lo último que necesitan son reclamos de sexo.

Por norma general, alrededor de los dos años, cuando el bebé va dejando de ser un bebé, tanto los niveles hormonales como los niveles de fusión emocional propician que se recupere el deseo sexual perdido y muchas mamás comentan que hasta ese momento no se han sentido con ganas de tener una vida sexual activa con sus parejas (tal y como apunta Laura Gutman)

¿Qué hacen los demás mamíferos?

No olvidemos que somos una especie mamífera y entenderemos mejor lo que nos pasa si observamos a otras especies similares a la nuestra.

Las demás hembras mamíferas no se ponen en celo mientras están amamantando a sus crías y de hecho, los machos huelen la leche y no se acercan a ellas (algo parecido a lo que nos pasa a nuestra especie jeje).

En realidad esto se considera positivo en cuanto a la evolución de la especie porque la naturaleza considera que lo prioritario es que la mamá cuide de su cría y la amamante, por lo que su interés por el sexo opuesto disminuye muchísimo.

De todas las especies de animales mamíferos los únicos en los que las hembras mantienen relaciones sexuales durante la lactancia son los canguros y los humanos.

Parto Natural Vs Parto Medicalizado

Cuando una mujer da a luz en un hospital, casi con toda probabilidad sufrirá una episotomia. La episotomia puede provocar dolor al mantener relaciones sexuales con penetración durante mucho tiempo (meses o incluso años) por lo que esta causa también hay que tenerla en cuenta a la hora de pensar en esto.

Las mujeres que han tenido un parto natural sin episotomía, suelen recuperar antes el deseo sexual.

Evitar malentendidos

Las mamás recientes y en periodo de lactancia suelen sentirse más sensibles de lo normal. Muchas veces necesitan el apoyo, la contención, los abrazos y las caricias de su pareja, pero no mantener relaciones sexuales.

Sin embargo los papás a veces malinterpretan los acercamientos de la mamá pensando que quieren sexo y después se enfadan ante su rechazo. La mamá deja de acercarse para evitar estos malentendidos y el papá se enfada con el bebé porque desde que nació, su pareja ha cambiado y ya no se siente deseado.

La verdad es que durante los primeros meses después del parto, lo normal es que la mamá se fusione con el bebé enfocando hacia él toda su energía afectiva y esto puede afectar al papá y hacerle sentir desplazado.

Hablemos

En esos momentos en los que se producen estos malentendidos es fundamental tener una comunicación sincera que nos permita entender a nuestra pareja.

El papá debe saber que aunque la mamá no siente deseo sexual, le sigue queriendo igual que antes y lo necesita más que nunca.

La mamá debe saber que el papá puede sentirse excluido y que seguramente sólo quiere ayudar.

En algunas revistas de mamás he leido que la mamá debería de hacer un esfuerzo por mantener relaciones sexuales en este momento para evitar que el papá se sienta mal o se sienta excluido, pero yo no estoy de acuerdo.

Creo que los papás deben entender a sus parejas y pueden aprender a disfrutar de “otras” relaciones sexuales más tiernas donde las caricias y los abrazos cobran muchísima importancia y la penetración sexual se deja para más adelante.

2012-11-07T08:30:46+00:00 30 Comments

30 Comments

  1. Luisa noviembre 19, 2012 at 5:53 pm - Reply

    Me gusto mucho este artículo Pilar, ahora tengo más tiempo para leer, así que dejaré mis comentarios!!!

    • Pilar Martinez noviembre 20, 2012 at 3:43 pm - Reply

      Hola Luisa,
      estupendo! me encanta leer vuestra opinión 🙂
      Un abrazo

  2. Bet noviembre 20, 2012 at 12:13 am - Reply

    Me ha encantado tu artículo, Pilar. Que bien y con que cercanía que lo has explicado.
    Gracias
    Bet

    • Pilar Martinez noviembre 20, 2012 at 3:42 pm - Reply

      Gracias Bet!!
      Eres un cielo 🙂
      Un abrazo

    • cirlot septiembre 14, 2015 at 11:17 am - Reply

      Gracias, Pilar, por trabajar por la lactancia materna. Amamanté a mi hijo hasta los cinco años y el apoyo de personas como tú y de organizaciones de lactancia me ayudó a conseguirlo contra los vientos y las mareas de algunos pediatras, familia, y sociedad.

      Solo quería mostrar mi desacuerdo con una de las frases de tu artículo:

      “durante sus seis primeros meses de lactancia tendrá unos niveles hormonales parecidos a los que tendrá en la menopausia, con lo que se puede entender perfectamente que su deseo sexual será casi nulo”.

      Tengo ahora 62 años, y te aseguro que, aunque los primeros meses de amamantamiento efectivamente mi libido se redujo a cero, después y hasta el día de hoy mi deseo es normal y mi vida sexual notablemente satisfactoria. No, el sexo no acaba cuando empieza la menopausia… afortunadamente, ¿verdad?

      • Papa reciente marzo 23, 2016 at 11:00 am - Reply

        Que bueno que hayas aclarado esto!

  3. Oriana diciembre 22, 2012 at 4:48 pm - Reply

    Qué bueno que escribes sobre esto Pilar. Pienso que hay una creencia muy generalizada de que la mamá "debería atender" al papá como está acostumbrado, en lo cotidiano, en lo sexual… Al menos así lo siento en mi país (México). Incluso he leído comentarios de que "si el marido se te va… no le eches la culpa". Como lo comentas, hay que hablar, hay que comunicarse, hay que decir con la mano en el corazón lo que sentimos. Gracias.

    • Pilar Martinez diciembre 23, 2012 at 1:31 am - Reply

      Hola Oriana,
      en España también está bastante extendida esa creencia…alomejor no lo dicen tan a lo bruto (en plan de que si se va con otra, no le eches la culpa) pero si que por todas partes somos bombardeadas sobre la necesidad de hacer un esfuerzo y entender que ellos tienen su necesidades y bla, bla, bla.

      Creo que lo fundamental es comunicarse en pareja, de forma sincera y no exigir nada al otro. El tiempo vuelve a poner todas las cosas en su sitio 🙂
      Un abrazo y gracias por comentar!

      • Blanca octubre 18, 2015 at 7:18 am - Reply

        Miuy de acuerdo con sus comentarios 😉

  4. Cess enero 25, 2013 at 6:27 pm - Reply

    En mi caso yo no creo que se me haya quitado el deseo sexual. Yo creo que era la combinación entre incomodidad por la episiotomía, el cansancio, el querer aprovechar los ratos libres para dormir, etc. Además, sentía que mis senos en ese momento eran para mi bebé.
    Creo que lo más importante primero es nuestra actitud hacia nuestra pareja. Que nuestra actitud no le haga sentir que el bebé es más importante, sino que él es nuestro esposo, lo amamos, quisiéramos estar con él, pero tenemos todas esas situaciones que no nos lo permiten.
    Mi esposo me comprendió y me apoyó muchísimo en esa etapa.

  5. gabriela marzo 7, 2013 at 3:19 pm - Reply

    Hola Pilar. Tengo un bebe de casi 11 meses y sigo dando pecho. Fue parto natural con episiotomia y realmente tengo cero deseo sexual. Doy mucho de mamar, es la verdad, no duermo bien pues amamanto dos o tres veces por las noches. Me siento muy triste porque mi pareja no entiende lo que sucede y no se como recuperar mi vida sexual.

    • Pilar Martinez marzo 12, 2013 at 3:27 pm - Reply

      Hola Gabriela,
      lo que tú sientes es normal. El hecho de no dormir bien por las noches influye y mucho en el deseo sexual, pero la episotomia también.
      Creo que tu pareja necesita que le expliques (sin estar nerviosa) que ahora mismo lo que te ocurre es normal, que necesitas mucho cariño y comprensión sin sentirte presionada por tener sexo y que le sigues queriendo igual a pesar de todo.
      A veces nuestras parejas creen que ya no son importantes para nosotras después del parto, al vernos tan conectadas con nuestro bebé y sin deseso sexual.
      Habla con él, la comunicación es muy necesaria en este momento de tu vida…
      Un abrazo!

  6. PAMPOLINA abril 14, 2013 at 8:59 pm - Reply

    Hola! Supongo, que esto le pasara a algunas mujeres, quizas la mayoria, pero me gustaria contar que no siempre es asi. A mi la libido no me bajo para nada, y le daba de mamar a mi hijo, lactancia materna en exclusiva, y tuve un parto bastante traumatico con episiotomia. Algo que me "fastidio" muchisimo, por que yo tenia muchas ganas de estar con mi chico y no pude hasta 3 meses despues por culpa de la episiotomia, me molestaba tanto que no podia ni tocarme, asi que estaba que me subia por las paredes literalmente, lo pase fatal, jajaja, tener ganas y no poder es horrible, que quereis que os diga, asi que puedo decir que quizas entiendo a los maridos, que tienen ganas y no pueden por que sus parejas no tienen deseo. Lo mejor es hablarlo, y entenderse, comunicarse, una pareja que ha dado el paso de tener un hijo y querer criar y educar a un niño, tiene que ser capaz de hablar con su pareja con sinceridad de estos temas. Y el sexo se puede disfrutar de muchas maneras, no tiene que ser solo con penetracion,

  7. Lupita abril 15, 2013 at 12:28 am - Reply

    Creo que cada mujer es diferente, y dependiendo de eso y su personal experiencia con el parto en combinacion con su manera de ver y sentir las cosas, es su expresion a la sexualidad de pareja.
    Yo tuve cesarea, y amamante poco a mi bebe, pero igual me he dedicado a ella, he tenido muchos desvelos pues por los 3 primeros meses sufrio de reflujo y acidez (por 2 meses aproximadamente) y no tuve disminucion del libido a pesar. Obvio hay momentos en que el desvelo y cansancio no lo permiten, pero mi esposo estuvo ahi conmigo para cuidar a la bebsa juntos y poco antes de la cuarentena tuvimos nuestro primer encuentro.

  8. María junio 23, 2013 at 8:15 pm - Reply

    Muchas gracias por este artículo. Me has descrito totalmente, y te lo agradezco porque me sentía como desdibujada y rara, no me reconocía mucho la verdad… Y bueno, leyendo esto, veo que es totalmente lo normal. Gracias.

  9. Patricia de Uruguay julio 6, 2013 at 7:44 pm - Reply

    Totalmente identificada con este artículo! Parece q lo hubiese escrito yo misma! Es cierto q la libido es nula en este tiempo. Con mi niño d 4 años no lo sentí tan así pero ahora tengo un bebe d 6 meses y así me siento tal cual el artículo. Agotada, desganada, fusionada con mi bebe y mi hijo mayor. El sexo se fue d mi cabeza y mi cuerpo, a veces hasta siento rechazo cuando mi esposo me busca para tener sexo. Deberían darle altas dosis d prolactina a los padres también!! jaja. Abrazos

  10. Davinia julio 19, 2013 at 11:16 pm - Reply

    Hola Pilar, me ha gustado mucho, además me parece muy importante porque son momentos muy delicados y difíciles para tener mano izquierda.
    Es tan fácil sentirse mal, porque le rechazaste, porque no te apetece… El caso es que hasta tú misma dudas de si esa etapa pasará y pasa pero se hace larga.
    Enhorabuena, porque creo que muchas mujeres pasan por estos momentos muy solas y sin compartirlo con nadie.

  11. mariel enero 2, 2014 at 6:39 pm - Reply

    muy buen artículo Pilar, la sexualidad como todo el resto de nuestra vida, se transforma después del parto.
    Pero yo creo que no es que la libido baje. Es que está satisfecha a través de la lactancia. Muchas veces he conversado sobre la relación íntima entre lactancia y sexualidad y la gente se enoja. No comprenden que la sexualidad va mucho más allá de la práctica adulta que involucra a los genitales.
    A nuestros compañeros les cuesta a veces comprender todos estos cambios porque ellos no atraviesan el vendaval del embarazo, el parto y el puerperio de forma tan directa como nosotras. Pero creo que conversando como bien decís, sobre lo que nos pasa, y aceptando todo lo que sentimos, se puede no sólo salir del conflicto, sino crecer como pareja y reencontrarse sexualmente de otra manera, muuucho más placentera.
    Saludos!

    • Pilar Martinez enero 4, 2014 at 12:25 am - Reply

      Hola Mariel,
      es que, en mi opinión, la lactancia materna forma parte de la sexualidad de la mujer, entonces como bien dices, se encuentra satisfecha con amamantar y no necesita otras cosas…por eso la líbido baja 😉
      Un abrazo y mil gracias por comentar!

  12. Matronaonline agosto 24, 2014 at 1:10 pm - Reply

    Como sexóloga, a menudo veo que hay mucho lío entre sexualidad, deseo sexual y prácticas sexuales y, a su vez, dentro de este último concepto, entre penetración y otro tipo de prácticas. La sexualidad es un concepto muy amplio que no puede reducirse a estas cosas puntuales. Cada mujer es un mundo y pecamos al generalizar, tengo tantas consultas de mujeres que no sienten deseo en el postparto como de mujeres que sí lo sienten, pero rodeadas de información que dice que lo “normal” es no sentirlo, están preocupadas por si pudiera ser perjudicial.
    No creo que con total seguridad una mujer que para en un hospital termine con una episiotomía (eso significaría una tasa de episiotomías de más del 50%, no he trabajado afortunadamente en ningún hospital así, aunque los hay), desde luego no es lo que yo vivo como matrona, esto puede asustar a muchas mujeres, es importante cuando se va a dar a luz informarse de la tasa de episiotomías de cada hospital e indicar al profesional sanitario que no se desea una episiotomía en caso de no ser necesaria (aunque es más que obvio, pero nunca está de más expresar los deseos al respecto).
    Eso de recomendar “esforzarse” en mantener relaciones con la pareja me parece abominable, jamás la sexualidad debe suponer un esfuerzo, para ninguna de las 2 partes. Es más, la simple idea de que la pareja proponga a la mujer “esforzarse” dice mucho de su respeto hacia ella.

  13. Alejandra Aileen agosto 26, 2014 at 5:12 am - Reply

    Muy bueno el articulo Pilar, claro, preciso. Resumen muy bien lo que nos pasa en el post parto.
    Yo fui descubriendolo todo sola, sin información, pero con mi esposo que me apoya mucho y comprende, asi que no fué dificil.
    Me gusta mucho que explicas todos con términos simples y cercanos.
    Un abrazo

  14. Andrea septiembre 6, 2014 at 3:34 pm - Reply

    Buenas tardes, he llegado a este post después de tanto buscar,ya que en parte estoy desesperada de saber si lo que me pasa es normal o es un problema ya sea físico o psicológico ,llevo 9 mese con lactancia materna y no he tenido ganas de tener relaciones sexuales,sufrí de una episiotomia en el momento del parto aunque no lo autorice ….no se si tomar anticonceptivos de progesterona me ayudaría a recuperar las ganas ,o usar óvulos de estrógeno …pero sin afecte a mi cantidad ni calidad de leche.espero una respuesta por favor

  15. Lara diciembre 9, 2014 at 8:02 pm - Reply

    Hola! Un artículo genial. A mí me pasó lo mismo y en cuanto dejé de dar el pecho a mi niño, empecé a tomar un complemento alimenticio con plantas como ginseng, maca y L-arginina (se llama OmniaHe) y la verdad es que me ha venido muy bien. Me parece una buena solución!

  16. Otra opinión abril 12, 2015 at 11:55 pm - Reply

    Hola. Entiendo el artículo, y pero no lo comparto del todo. Mi niña es lo más importante de este mundo, pero siento que mi pareja no va bien.

    Creo que se pierde de vista que el deseo sexual de la pareja no es solo querer penetrar y eyacular. Yo al menos, siento esa falta de cercanía sexual como algo directo, y he dejado de sentirme deseado, y pasando a un plano inferior. No es que el bebé te deje, es que tu pareja te desee. Por ejemplo un mordisco en el cuello, una caricia lasciva, y otras anécdotas similares de la pareja que nunca terminaban en sexo, pero daban sal. Sin nada de eso, la pareja se ha desvanecido y sólo somos padres. Me niego a creer que ya no tenga a mi mujer, y sólo me quede alguien que me quiere y se preocupa por mí como… ¿una hermana?

    Mi niña tiene ya siete meses, es lo mejor que me ha pasado en mi vida y la quiero con locura. Pero echo de menos a mi mujer, mi amante, mi cómplice, mi mitad. No creo que pueda resistirlo mucho tiempo, y la verdad reducirlo a “meter” me parece algo frívolo propio de hace muchos años. Todos necesitamos sentirnos queridos y deseados.

    La solución desde luego creo que vendrá con la paciencia y comunicación, pero quizá si alguien comete el error de simplemente aprender a vivir sin sexo ni complicidad sexual, la pareja morirá. Es una parte importante, y no se debe obviar, porque luego ya no habrá solución.

    Espero que nadie se sienta ofendido. Simplemente quería mostrar otro punto de vista.

  17. laura abril 15, 2015 at 8:09 pm - Reply

    hola yo tuve a mi hija hace tres anos x parto normal super doloroso y c episiotomia.. la verdad aun m duele pues temg q tener sexo una vez al dia y no mas d diez mimnutos d penetracion xq me empiezan a ” aranar” los puntos es muy denigrante sentirse asi cmo mujer es borrible ojala nunca les pasee un beso y cuidense

  18. Mblue agosto 25, 2015 at 4:50 pm - Reply

    Gracias por este artículo… Ayuda saber que es normal lo que estoy pasando… Y hasta tiene sentido… Como es que no se encuentra en el saber popular?

  19. Inalda septiembre 8, 2016 at 4:53 am - Reply

    Me gustó el artículo, estoy pasando por esa etapa, mi líbido esta en menos cero, tuve a mi bebé por cesárea hace casi 6 meses, además practico la lactancia materna exclusiva, la cicatriz de la cesárea me molesta, la penetración me molesta, sobretodo porque no hay lubricación, y es cierto, nos imponen eso de que debemos atender a la pareja, no sólo es el sexo, es la casa, la comida, es odo! Es difícil lidiar con todo eso, más aún cuando no hay esa tribu, no hay un apoyo externo y toca resolver.

  20. diana septiembre 28, 2016 at 9:41 pm - Reply

    totalmente identificada bebe de 11 meses, cero deseo sexual, ademas ando viéndole mucho los defectos a mi esposo, no le digo nada, pero los empece a percibir, no se si se acabo el amor, o si el sexo los enmascara, poco sexo muchos defectos??, tambien se que tiene cualidades y eso mantiene mi matrimonio, pero no se si el amor murio, opiniones?? saludos..

  21. Elena Riberas Pérez abril 7, 2017 at 9:19 am - Reply

    Muchas gracias, esta muy bien explicado y con total sinceridad. Lo tendrían que leer todos los papás.

  22. Angela Rincon mayo 24, 2017 at 4:20 am - Reply

    Excelente articulo, asi es llevo un año amamantando a mi bebe y no tengo deseo sexual, trato de complacer a mi pareja pero se ha vuelto mas un trabajo que placer , y he tenido muchas diferencias con el , discutimos por todo, esperemos que sea solo una etapa nada mas…

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies