Agitación del amamantamiento: el rechazo inconsciente

Cuando hablamos de lactancia materna generalmente comentamos lo precioso que es, los momentos íntimos tan maravillosos que pasamos con nuestros hijos, lo empoderadas que nos sentimos cuando vemos que nuestro bebé crece gracias a nuestros pechos…pero si tenemos sentimientos negativos con la lactancia no nos atrevemos a comentarlo con nadie.

La agitación del amamantamiento se puede considerar una de las cosas más negativas que puede sufrir una mamá lactante porque se traduce en un rechazo visceral a dar el pecho a su hijo, una necesidad extrema de apartar al niño del pecho y un sentimiento de culpa enorme.


¿Cómo saber si sufrimos agitación?

– La agitación suele darse en niños mayorcitos que maman, normalmente de más de un año

– En el momento en el que el niño toma pecho la mamá siente como una especie de calambre nervioso que recorre su cuerpo y querría salir huyendo de ahí, necesita parar de dar teta, es una necesidad muy intensa y muy primaria

– Es más probable que ocurra en mamás que amamantan embarazadas o en tándem y siempre el rechazo se produce sólo con el hijo mayor

– Puede ocurrir todos los días o sólo algunos y también en todas las tomas o sólo en algunas. Las tomas de la noche suelen ser peor toleradas por la mamá que sufre agitación

– Muchas veces la agitación aparece con la ovulación o en los días del periodo

¿Qué se puede hacer?

Hablar

Lo primero que debe saber una mamá que sufre de agitación es que no es su culpa. La agitación del amamantamiento está provocada por las hormonas y se cree que es un mecanismo instintivo de nuestra naturaleza mamífera que nos “obliga” a querer destetar.

 

Hablar sobre ello con personas comprensivas que conozcan la situación puede ser muy liberador para esta mamá. En estos momentos, el hecho de acudir a un grupo de apoyo a la lactancia materna es de gran ayuda.

Las mamás que sufren la agitación se sienten fatal, no pueden entender cómo es posible sentir ese rechazo hacia sus hijos y se avergüenzan al admitirlo, por lo que muchas veces no se atreven a pedir ayuda y tienen que lidiar ellas solas con el problema.

 

Si sufres agitación no hagas esto, no te encierres en tí misma y no tengas vergüenza. No eres la única mujer que lo sufre y te mereces ser escuchada y comprendida.

Analizar y actuar en consecuencia

Analízate, ¿qué tomas son las que llevas peor? ¿sufres la agitación todos los días? ¿no soportas que tu hijo mayor mame al mismo tiempo que el bebé?

Cuando conoces tus peores momentos puedes trabajar para mejorarlos.

Por ejemplo si las tomas de la noche son las peores intenta acortarlas o incluso evitarlas. Si negocias con tu hijo, seguramente lo entenderá.

Si la agitación aparece cuando vas a tener el periodo, sabes que el problema sólo durará unos días y tendrás más fuerza para soportarlo y además también puedes intentar acortar las tomas esos días.

Si la agitación empeora cuando tu hijo mayor mama a la vez que tu bebé, explícale que es mejor que tome pecho cuando termine su hermanito para poder dedicarte a él en exclusiva y disfrutarlo los dos.

Relajarse

Sólo con saber que lo que les ocurre es algo normal, muchas mamás se sienten más relajadas. Pero lo ideal es que intentes hacer alguna actividad relajante que cargue tus pilas: meditación, yoga, respirar profundamente varias veces seguidas, un paseo por la playa…

Cuando la mamá está relajada sufre menos intensamente la agitación del amamantamiento.

Revisar la postura

Algunos niños, al hacerse mayores, cambian la forma de agarrar el pezón y pueden causar pequeñas molestias. Por pequeñas que sean, cualquier cosa así puede empeorar mucho la sensación desagradable en la agitación así que es conveniente corregir esto. Como el niño ya será más mayor, es más fácil explicarle que debe coger bien el pezón para no hacer daño a mamá.

A algunas mamás les ayuda sujetarse el pecho con la mano en forma de U mientras el niño mama para que sus movimientos de succión no sean tan bruscos.

También hay posturas para dar el pecho más incómodas para la mamá que empeoran la agitación, así que lo mejor es colocarse en una postura cómoda e intentar relajarse.

Otra cosa que es muy simple pero que puede ayudar es pedir al niño que no toque el pezón de un pecho mientras mama del otro. A muchos niños les gusta hacerlo pero a algunas mamás les molesta mucho que les “sintonicen” el pezón y todo mejora cuando el niño ya no lo hace.

Hablar con tu hijo

Los niños notan la agitación, se dan cuenta del rechazo y como no entienden lo que pasa, pueden sentirse muy mal lo que es contraproducente porque la ansiedad les hace pedir más veces el peho y más intensamente.

Necesitan pegarse más a su mamá porque sienten miedo de perderla.

Lo mejor es hablar con el niño, explicarle lo que estamos sintiendo y lo que vamos a hacer al respecto: por ejemplo le podemos decir que en las tomas de la noche mamá no se siente a gusto, se siente molesta y es mejor que las hagamos cortitas (contaremos hasta 10 y ya ¿vale?).

Es importante que le recordemos que les queremos muchísimo, que lo que ocurre no es por su culpa y que intentemos compensar con mimos extra.

Aunque pensemos que nuestro hijo es pequeño y no nos entiende, tenemos que saber que sí nos entiende. Los niños entienden mucho más de sentimientos de lo que nos pensamos y además suelen ser muy comprensivos y generosos. Debemos explicarles lo que pasa, tienen derecho a saberlo.

¿Y si decido destetar?

Si la agitación nos empuja a destetar a nuestro hijo tampoco debemos sentirnos mal por ello. La lactancia es una cosa de dos y tanto el bebé como la mamá deberían disfrutarlo.

Si uno de los dos se siente mal con la lactancia, es lógico que no se quiera continuar.

Si se decide destetar lo mejor es estar bien informada para hacerlo gradualmente y sin traumas. La información, la paciencia y el apoyo serán fundamentales en este proceso de destete.

¿Y vosotras habéis sufrido la agitación del amamantamiento? ¿cómo la habéis mejorado o superado?

Otras blogueras que han hablado sobre agitación:

– Orquidea Dichosa

– Lactando Amando

– Alba Padró

– Patricia López Izquierdo

2013-03-28T08:30:24+00:00 58 Comments

58 Comments

  1. Debora Hernandez marzo 28, 2013 at 1:44 pm - Reply

    Me alegra mucho leer esto porque, aunque ya quedó atrás, yo lo sufrí sin entender que me pasaba.
    Mi hijo mayor tenía 3 años y 9 meses cuando nació su hermana y mis comienzos de lactancia en tándem no fueron nada fáciles. Sí mamaba en solitario no me ocurría demasiado pero, cuando me veía con la hermana y venía a mamar él también, un fuerte deseo de salir corriendo, de echarlo de mi lado, de negarle el pecho, me recorría todo el cuerpo. He llorado con mis dos hijos al pecho porque no entendía que me pasaba y, aunque sentía ese poderoso rechazo, tenía muy claro que no quería destetar a mi hijo…así no.
    Ahora la peque tiene casi 9 meses, todo quedó atrás y seguimos disfrutando los tres de la lactancia.

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:10 pm - Reply

      Hola Debora,
      vaya…qué malos momentos pasaste…y lo peor de todo es no entender lo que pasa…
      Menos mal que ya pasó todo y estás disfrutando de una maravillosa lactancia en tándem!
      Un abrazo y mil gracias por contar tu experiencia

    • Lucia Paredes mayo 19, 2016 at 5:40 am - Reply

      Yo estoy pasando por ahi. Mi pequeño tiene 20 meses y es que le dejó que llore me siento muy mal incluso aveces hasta agarra solo el pezon y aumenta mis calambres o esa cosa rara por el cuerpo y le digo abre bien la boca (antes succiona ba la punta pero no me pasaba nada y ahora si me molesta ) hay madrugadas que me doy un respiro y le doy la teta y le digo que el no tiene culpa que ya superaremos juntos luego estoy con el mucho tiempo mientras el hermano duerme. Tiene 3 meses. En fin denme ánimos y consejos yo no quiero que se destete ni quiero destetarle pero estoy pasando mal. O incluso cuando toca el otro pezon mientras mama me pone histerica y le quito la mano bruscamente que se pone a llorar.

      • barbara octubre 13, 2016 at 5:54 am - Reply

        Estoy igual siento que he sido muy dura con mi beba mayor de 27 meses dejó que llore y se enoja mucho la verdad nunca le he explicado lo que siento pero ya no se que hacer porque vengo así desde mi 7 mes de embarazo mi nene ya tiene 6 meses, tengo días malos y días bueno pero enserio hasta hoy sentía que era la única qué pasa por esto

  2. Beatriz marzo 28, 2013 at 5:44 pm - Reply

    Qué alegría que hables de ésto Pilar! Muchas hemos pasado por ello y nos hemos dado cuenta, unas antes y otras después. Pero seguro que hay mujeres que les ha pasado y no saben qué es, y aunque sea tarde te ayuda a comprender muchas cosas. A mí me pasó y realmente lo pasé muy mal, no quise decirlo porque me esperaba la respuesta de la gente: pues desteta! Y ya está, así de fácil…
    Cuando descubrí que era ésto fue un alivio muy grande, aunque me siguiera pasando ya era de otra manera. Así que yo se lo cuento siempre a todas las mujeres que dan el pecho! Por si acaso! Gracias y un saludo.

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:11 pm - Reply

      Hola Beatriz,
      es verdad, el sentimiento es horrible pero si entiendes lo que pasa es mucho más llevadero.
      Un abrazo enorme y gracias por comentar!

  3. Elena marzo 28, 2013 at 6:17 pm - Reply

    Hola, quisiera haceros un pregunta, en unas 6 semanas, si no antes, tendré a mi segundo hijo, una nena. Mi primer hijo, ahora tiene 17 meses, mamó hasta los 6 meses y el destete fue muy fácil porque se fue quitando él solito, yo quería continuar pero él nunca fue muy tetero. Ahora con la niña, a veces pienso si podría volver a engancharle a la teta pero quizá sea un atraso y ganas de complicarme la vida, aparte de que no creo que él lo cogiera con mucha gana. Simplemente me apetecería sentirle otra vez así. ¿Cómo lo veis vosotras? ¿Qué haríais?

    Gracias y un saludo.

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:12 pm - Reply

      Hola Elena,
      siento mucho el retraso en contestarte…siempre voy atrasada y no llego…lo siento.
      Yo creo que no hay que forzar la situación…nunca se sabe!! alomejor cuando tu hijo vea a su hermanita mamando se anima a probar de nuevo ¡a veces pasa! pero otras veces no quieren o no se acuerdan de mamar…
      Suerte!! y un abrazo enorme

  4. 1MamaPara2 marzo 28, 2013 at 7:39 pm - Reply

    Un post muy interesante!

    Precisamente el mes pasado contaba mi experiencia sobre la agitación en el blog:

    http://unamamaparados.blogspot.com/2013/02/agitac

    Saludos,

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:13 pm - Reply

      Hola 1MamaPara2,
      mil gracias por el enlace!!! al final es más común de lo que pensamos!!
      Un abrazo!

  5. LAURA marzo 29, 2013 at 12:40 am - Reply

    Que interesante leer esto,hasta el momento no sabia como explicar lo que me pasaba y me alegra saber que es algo "normal" con la diferencia que de a mi me pasa con mi único hijo,ya tiene 1 año y 4 meses,no me sucede siempre,sobre todo de noche,en otros momentos disfruto mucho de la lactancia pero es extraño ya que antes podía dormir mientras daba el pecho y ahora me resulta imposible. De momento lo voy gestionando como bien puedo pero realmente no se si es algo pasajero o realmente debería plantearme algún cambio…

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:15 pm - Reply

      Hola Laura,
      la agitación no es igual en todas las mujeres…algunas la sufren sólo un tiempo, otras sólo cuando se acerca el periodo, otras la sufren un mes…se va y después vuelve…
      Puedes intentar acortar las tomas más desagradables a ver si lo llevas mejor…
      Un abrazo y mil gracias por comentar!

  6. Abril marzo 29, 2013 at 12:58 am - Reply

    Hola, soy mamá por primera vez, mi bebe tiene 8 meses y he presentado agitación, pero no sabía que era o por qué me pasaba. Lo he experimentado desde hace 3 meses, yo lo he notado solo de noche, cuando hay clima caluroso y estoy muy cansada. Mejoro cuando le cambio de pezón al bebe. Que buen post, me gustó mucho. Gracias por la información.

  7. Nebetawy marzo 29, 2013 at 5:40 am - Reply

    Hola Pilar. Pues sí que la he vivido, sí. Cuando aún no sabía lo que pasaba me resucitó fantasmas y todo. Pero es muy largo de contar, así que directamente te pego el enlace donde lo hice 😉 http://www.habichuelasmagicas.com/2011/08/lactanc… y me fue realmente bien compartir la experiencia para entender, gracias a otras madres, lo que me estaba pasando.
    Muy buen post y muy necesario. Lo comparto.

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:17 pm - Reply

      Hola Nebetawy,
      gracias por el enlace!
      las mujeres necesitamos hablar para sentirnos acompañadas y comprendidas…¡voy a ver tu post ahora mismo! jaja
      Un abrazo!

  8. raquel marzo 30, 2013 at 9:53 pm - Reply

    La verdad es que no entendía muy bien lo que me pasaba y navegando por internet encontré la respuesta. Que no hay mucho escrito, lo sé, (ni siquiera mi doula cuando se lo conté lo conocía) …. pero cada mama es un mundo y aunque sigas las sugerencias es muy duro.
    Yo estoy embarazado de 8 meses y llevo así desde hace más de 2. Gracias a mi compañero que tb sabe lo que me está pasando lo estoy llevando mejor. No son todas las tomas porque ya sólo mama de noche pero hay alguna en la que no puedo … me ayuda el cogerla en brazos o leer algo mientras mama. Intento que sean cortas pero es difícil … ella sabe que pasa algo. Aunque tiene 3 años y 2 meses y le he explicado ella sólo quiere estar conmigo y me da besitos en el pecho cd le digo que tengo pupa. Ya no agarra igual y su succión es muy fuerte. Veo que llega el momento del nacimiento del otro bebe y me da bastante miedo.
    El caso es que en cuanto suelta me la como a besos pero cuando se engancha es como si me poseyeran y siento que no soy yo …. algo que ha sido precioso y que he defendido con uñas y dientes ahora me está haciendo pasar unos momentos muy duros … lloro con ella muchas veces y aunque intento que no lo vea … y no ponerla triste, me supera ….
    Gracias por escribir sobre el tema.

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:19 pm - Reply

      Hola Raquel,
      siento muchísimo que te sientas asi….debe ser durísimo…
      Lo bueno es que tu compañero está informado y te apoya hagas lo que hagas…pero igualmente no puedo ni imaginar lo que estás sufriendo.
      Mil gracias por compartir tu experiencia y mucha suerte preciosa!

  9. paola marzo 31, 2013 at 5:15 am - Reply

    Hola! Me encanto lo que escribiste. Asi lo vivi yo cuando amamante en tandem. Durante el embarazo me molestaban las tomas nocturnas y que mi hija me tocara el otro pezon, justo como lo describis. Pero las tomas eran pocas. La mayor incomodidad mia llego cuando nacio la bebe. Yo pensaba que mi hija mayor iba a tomar menos y fue todo lo contrario. Queria tomar al mismo ritmo que la bebe. Entonces me empece a sentir culpable y a leer sobre la agitacion. Implemente eso de contar hasta 10. A veces la hacia elegir "queres contar conejos o elefantes?". Y muchas veces negociabamos el numero, hasta 5, hasta 10. Y muy de a poquito fue dejando la teta. Tomo hasta los 4 meses de su hermanita, ella tenia 3 años y 4 meses… Fue un destete lento y feliz 🙂

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:21 pm - Reply

      Hola Paola,
      guau! me encanta leer tu testimonio! muchas gracias por haberlo compartido con nosotros.
      Me encanta lo de contar conejos o elefantes!! jaja
      Un abrazo enorme!

  10. madrexilio abril 16, 2013 at 2:26 pm - Reply

    No había visitado tu blog antes y te felicito. Creo que haces una gran labor, hace falta personas como tú, capacitadas y que apoyen la lactancia desde su experiencia de vida y conocimientos profesionales. Un gusto haber pasado por aquí.

    Un saludos desde Budapest

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:22 pm - Reply

      Hola Madrexilio,
      Muchísimas gracias!!! me sonrojo! jaja
      Un placer haberte tenido por aqui!
      Un abrazo desde Valencia (España)

  11. Bitxiki abril 17, 2013 at 4:55 pm - Reply

    Hola, yo tambien lo estoy viviendo y mas o menos estoy empezando a "controlarlo". Afortunadamente, habia leido algo acerca del tema buceando por algun foro antes de ser madre por segunda vez y leer la angustia que sufrian otras madres me hizo ponerme en guardia y tratar de informarme. Al final si, me ha sucedido a mi y si, puedes estar mentalizada y tratar de relajarte , pero eso no te quita sufrir ese impulso electrico que te sacude segun tu hij@ mayor se engancha a tu pecho (encima entre unas cosas y otras, edad, celitos, enfermedades puntuales…demandan mucho mas). Bueno, si alguien ha llegado hasta aqui a mi como truco me sirve ponerme la tele de fondo o despistarme con otra cosa, es lo unico que puedo añadir aparte de dar las gracias a toda la labor divulgativa que haceis algunas y que nos ayuda tanto a otras,

    • Pilar Martinez abril 23, 2013 at 3:24 pm - Reply

      Hola Bitxiki,
      muchas gracias por aportar tu experiencia al resto!
      Me alegro muchísimo de que estés más o menos controlándolo…es complicado y mucho, pero bueno, tú lo estás consiguiendo!
      Un abrazo enorme y mucho ánimo!

  12. Blanca abril 25, 2013 at 2:35 am - Reply

    A mi lo que me pasa es que tengo una sensación rara y la describo como si fuera como ganas de llorar, podría ser agitación de amamantar ???

  13. Paloma abril 25, 2013 at 9:01 am - Reply

    A mi me pasa igual que a Bianca… Siento angustia y ganas de llorar.
    Empezó cuando recién nació mi hijo, luego se fue y ahora volvió esa sensación horrible…
    Es lo mismo?

  14. Begoña mayo 20, 2013 at 9:35 am - Reply

    Hola a todas,
    A mí me ha empezado a pasar con mi única hija desde hace unos 4-5 meses (tiene 28 meses).
    Es exactamente así: un latigazo que te tensa y agarrota hasta los dedos de los pies, y un incontrolable deseo de salir corriendo. Yo he llorado durante muchas tomas, sintiéndome inmovilizada en contra de mi voluntad.
    Pero como nuestra lactancia ha sido muy complicada y nunca ha sido del todo agradable (siempre me he sentido muy mal leyendo o escuchando la maravillosa experiencia placentera que supone) pensaba que era cosa mía.
    Por mi cuenta analicé qué pasaba y he visto que es durante la ovulación y la menstruación cuando más me pasa, y en postura tumbada (cuando siempre había sido la única postura que toleraba mi hija). Así que ahora doy el pecho sentada, si veo que estoy incómoda, antes de que empiece la sensación, me pongo la tele o leo un libro, y siempre me sujeto el pecho con la mano en forma de U (eso lo empecé a hacer para atenuar el efecto grapadora). Más o menos así voy aguantando.
    Pero me ha gustado mucho leer este artículo porque por primera vez NO ME SIENTO MARCIANA con mi lactancia. Me ayudará mucho a llevarlo mejor.
    Es que además mi niña es un bebé de alta demanda y tiene un radar para las emociones que ni te explico. Ella misma cuando me nota tensa, deja de succionar, me mira a la cara unos instantes, suelta y dice "ya está" aunque sólo haya mamado un minuto. Y a mí se me rompía el alma y pensaba que era la peor madre del mundo!
    De nuevo, muchísimas gracias, Pilar

    • Pilar_Mtnez mayo 20, 2013 at 10:35 am - Reply

      Hola Begoña,
      no eres una marciana y muchísimo menos una mala madre!!!
      Tu niña es maravillosa y sabe detectar cuando no estás cómoda…y eso, te aseguro que en parte es debido a ti.
      Un abrazo enorme y apretao!
      Pilar

  15. mariel mayo 21, 2013 at 2:54 pm - Reply

    anoche me pasó por primera vez! ya había leído tu post y lo había guardado en mi memoria para dentro de un tiempo… mi bebé tiene 10 meses y no pensé q me pasaría ahora, justo estoy menstruando y ademas mi bebé está resfriado, por lo que se prende con mucha fuerza, se ahoga y hace mucho ruido al mamar. con el ruido no me dejaba dormir (colechamos y suelo darle de mamar dormida), y creo q eso fue lo peor. finalmente logré que me soltara y lo abracé, el siguió sin despertarse pero yo me sentí la peor madre del mundo. espero que sea algo pasajero 🙁

  16. paola agosto 13, 2013 at 7:45 am - Reply

    Hola. Creo que me esta pasando esto ahora con mi nena de 1 año. Es una sensacion muy fuerte durante la noche. Ella puede estar 1 hora en la teta y no lo tolero. Me pongo muy mal. Perdon por la expresion, pero me siento violada. Lo que me pone mal es que le saco la teta y ella llora… Vuelvo a hacer el esfuerzo de darle pero pasan 5 minutos e intento sacarle la teta otra vez. Esta tomando muchisimo de noche. Estoy muy cansada.

  17. Elizabeth septiembre 9, 2013 at 11:33 pm - Reply

    Gracias por tu post Pilar, muy necesario como siempre.
    Estoy pasando por una situación, no sé si sería agitación, pero me esta perturbando mucho. Mi hijo tiene 17 meses, muy grande y saludable, pero ha empezado a jugar a patearme mientras es amamantado, cuando lo hace, le saco los zapatos y le hablo, no lo hace siempre, no observo un patrón aún de porque lo hace… pero él tiene mucha fuerza y me duelen sus patadas especialmente cuando me golpea el pecho… cuando insiste mucho en hacer eso siento ganas de sujetarlo con fuerza o bajarlo de mis brazos… Hasta he pensado en disminuir la frecuencia de sus tomas. Ah solo lo hace en el día y cuando estoy sentada.
    Mucho agradezco tu atención.
    Un abrazo y saludos desde Perú

  18. Emma octubre 11, 2013 at 11:07 am - Reply

    Patricia, gracias por tu blog y por compartir esta información tan valiosa. Lo leí anoche a las 4 de la mañana durante un episodio de agitación al amamantamiento con mi hija mayor y me ayudó mucho a relajarme y a no sentirme sola.

    Estoy haciendo tándem con dos niñas de 2 meses y 2 años y estoy pasando por esto y me parece lo más duro que me ha sucedido en la vida. Estoy en un grupo de lactancia y ya me habían advertido sobre el rechazo, comenzó muy leve durante el embarazo, pero con pedirle a la mayor que no me tocara las tetas con las manos fue suficiente. Hace unas semanas ha empezado lo ralamente duro. Escribo esto con lágrimas en los ojos. He aprendido a no tener sentimiento de culpa, aunque por momentos lo sigo teniendo. Lo he hablado con mi marido y creo que tengo un gran apoyo. La verdad es que no se cómo se lo puedo explicar a la mayor. Es el único punto que no se cómo hacer. Ayer le sugerí que no me pidiese en público, que me violenta un poco y parece que está funcionando. El saber que sólo me pedirá en casa me hace sentirme más relajada.

    De momento no he dado con la solución. Pero parece que vamos por buen camino. Estoy pensando escribir un blog diario con lo que estamos pasando con el fin de desahogarme y ayudar a otras madres que estén sufriendo lo mismo que nosotras.

    Un abrazo muy fuertes a mamás y bebés. Y mucho ánimo a todas, no estamos solas.

    • Begoña octubre 12, 2013 at 10:47 am - Reply

      Hola Emma,
      Ante todo decirte que eres muy valiente por hacer tándem, conozco a varias madres que lo han hecho y no es nada fácil. Yo escribí aquí hace 4 meses explicando mi experiencia con mi hija de alta demanda, por si quieres buscarlo.
      Ahora está casi destetada porque decidí que la situación no nos estaba haciendo ningún bien a las dos (qué difícil de decidir!). Te explico un poco cosillas que puedes hacer para disminuir un poco las tomas.
      Con dos años, ya puedes empezar a explicarle cosas, de todas maneras, ella se va a dar cuenta de lo que está pasando, es mejor ponerle palabras. Puedes decirle que te duele, que te molesta, que la tetita está un poco cansada, y que se ponga un poquito y ya está. Explícaselo tranquila, antes de que mame, para que cuando te vea incómoda y le digas que pare, sepa lo que pasa y lo acepte mejor. Yo le decía cuando soltaba que acariciase la teta, le dijese guapa y le daba un besito. Así había una despedida, no era tan brusco. Sobre todo, que vea que es cosa tuya y de la teta, que no es culpa suya. Que no la rechazas a ella y que le ofreces otro tipo de contacto. Y muchos besos y mimos.
      Lo de no darle fuera de casa también lo empecé a hacer yo, poco a poco la fuí convenciendo con la excusa del frío (era el invierno pasado). Lo aceptó muy bien y al poco ya ni siquiera se le ocurría pedir cuando estábamos por la calle. Pero con una bebé a la que le darás pecho fuera de casa, no sé si la convencerás!
      Reducir la duració de las tomas alivia mucho, ya verás. Intenta distraerla cuando pida y si no funciona (a la mía nunca le funcionó, es de ideas fijas 😉 ), no te pongas nerviosa, haz lo que te he dicho para disminuir la duración, antes de que llegues a estar realmente incómoda.
      A partir de los 2 años puede empezar a separarse un poco de tí, también puede ir bien que se vaya con su padre o con algún abuelo algún rato, que no esté siempre contigo y la bebé. Que se vaya viendo más mayor y que puede hacer más cosas.
      No se me ocurre nada más. Ánimo. Es muy duro, pero con paciencia todo se va colocando en su sitio.
      Sobre todo sé sincera con tu hija, te sorprenderá lo que pueden llegar a entender. Y con la comprensión, llega la tranquilidad. Estaréis mejor las dos.
      Un beso

      • Emma marzo 28, 2014 at 3:07 pm - Reply

        Gracias Begoña,
        aunque con retraso no sabes el bien que me hizo leerte, saber que no estaba sola aquella noche.
        Lo hemos pasado fatal, he llorado muchísimo pero lo hemos superado.
        Mi hija mayor se ha destetado y ahora me pide esporádicamente, es increíble, a las dos semanas se le olvidó por completo cómo se hace.
        Ahora cuando me pide le ofrezco y se ríe, como diciendo “¡mamá! que es de bebés” Y es ella quien le ofrece a sus muñecos o incluso a su hermana pequeña.

        Un abrazo fuerte y gracias por estar ahí el día que más lo necesité.

  19. Amneris (PR) diciembre 31, 2013 at 3:01 am - Reply

    Hola Pilar… Saludos! Acabo de leer tu post! Miy interesante x cierto. Tengo q admitir q admitir q no estaba al tanto del tema. No lo habia escuchado ni leido. Me preg: x ese proceso pasan todas las madres? En mi caso, estoy en mi segundo embarazo de 5 meses. Mi bb ya tiene 1 ano y 8 meses y todavia no se ha destetado. Cada vez me preg como lo voy a hacer! Hasta ahora no me ha dado ninguno de esos sintomas q mecionas en el post. Esp si, bb no se esta pegando mucho. Me consta q puede volver a hacerlo como es desp q nazca su hnito. Dios t bendiga! Linda noche!!

    • Pilar Martinez enero 2, 2014 at 1:38 am - Reply

      Hola Amneris,
      no tienen por qué pasarlo todas las madres, hay algunas que nunca lo han sentido (como parece ser tu caso).
      El hecho de que tu hijo no esté muy pegado a tu pecho puede ayudarte a que no tengas agitación pero también hay casos de madres que sus hijos maman poquísimo y aún así la sufren…en fin ¡alégrate! porque lo estás llevando genial jaja
      Y cuando nazca el bebé pueden seguir mamando los dos perfectamente si así lo deseas.
      un abrazo!

  20. Lia marzo 28, 2014 at 9:06 am - Reply

    Gracias x el post. He llorado al leerlo y comprender todo lo que me pasa..estoy con lactancia en tandem, de un niño d 24 meses y un bebe de 3. Y el mayor cada vez quiere mas teta, y mas y mas…

    • Emma marzo 28, 2014 at 3:00 pm - Reply

      Hola Lia,
      Acabo de leerte y me han dado ganas de llorar a mi también.
      Soy Emma, escribí aquí hace unos meses porque me ocurría exactamente lo mismo que a tí (mis hijas se llevan 22 meses entre ellas).
      No te puedo dar muchos consejos porque nosotras lo gestionamos como buenamente pudimos, al final la mayor se ha destetado en parte empujada por mí, y ahora la relación entre las hermanas es increíble, sencillamente genial (incluso le ofrece su tetita a la peque cuando llora).
      Por lo que investigué a algunas madres se les pasa, a otras no, algunas destetan y otras no…
      En nuestro caso he llorado mucho y he sufrido muchísimo por esto. Probé con flores de Bach y con algún remedio de homeopatía tanto para mi como para mi hija mayor. No sé si fue eso lo que ayudó, pero lo que sí que fue realmente efectivo fue hablar abiertamente de ello, sentirme apoyada por otras madres que conocían el tema.
      El sentimiento de culpa no desapareció nunca y eso es lo que me mataba, aparte de lo mal que me portaba con mi hija mayor, los sentimientos que tenía hacia ella. Fue un infierno que hemos podido dejar atrás.
      Sólo puedo ofrecerte mi apoyo y mi comprensión, porque yo estuve un día en el mismo punto en el que estás tú ahora.

      Cualquier cosa que necesites escríbeme, eres una valiente, y aunque ahora cueste, te prometo que hay luz al final del túnel. Por mi parte he podido comprobar que es real la buena relación entre hermanos que comparten o han compartido teta. Sólo por eso habrá merecido la pena lo que estás haciendo.

      Un abrazo enorme a ti y a tus peques.

      • Lia abril 1, 2014 at 1:31 am - Reply

        Emma no sabes cuanto agradezco tus palabras..esto ha llegado a un punto de desesperación insostenible..necesito destetar al.mayor cuanto antes o me volveré loca. ¿ como puedo hacerlo?

        Gracias, de corazón

        • Emma abril 2, 2014 at 10:18 am - Reply

          Lia, ojalá tuviera una fórmula mágica, pero creo que no la hay, sólo te puedo ayudar desde mi experiencia, aunque cada niño es diferente y ninguna situación es igual. Lo que si te puedo ofrecer es acompañarte en este proceso para que no te sientas sola.

          Lo primero que te diría es que no te sientas culpable, ya sé que es fácil decirlo, pero debes intentarlo.
          Lo segundo es que te llenes de paciencia y de fuerza porque tu hijo está en un momento muy difícil (no imposible) para destetarse, se le han juntado los dos años con la llegada de un hermano. Los dos años son complicados porque el niño, aunque ya quiere ser mayor y hacer cosas por sí mismo también tiene miedo de salir a explorar el mundo. “me quiero despegar de mamá pero me da miedo y vuelvo todo el rato, y en consecuencia quiero teta todo el rato para saber que mamá está ahí y no me va a abandonar por este nuevo hermanito”.

          Yo he destetado hace cuatro o cinco meses y todavía me pide teta de vez en cuando, eso sí ya se le ha olvidado cómo se hace. Me pide, le ofrezco y pone los labios en el pezón, sin chupar ni nada, luego lo suelta, se ríe y dice “ya”.

          El proceso me pareció muy duro, he llorado mucho y he pedido mucha ayuda. Lo primero que te recomendaría, si puedes es que acudas a algún grupo de lactancia, lo que sea, cuanta más gente que os pueda entender os acompañe en el proceso mejor. Yo iba a uno de multilacta, y tenía la asesora de lactancia siempre a mano para cualquier momento de crisis. No pudieron hacer más que eso acompañarme, que no fue poco.

          Por otro lado también fuimos a un homeópata, era homeopata especialista en niños y fue mejor, porque entendía el problema.

          También hice shiatsu con el bebé y natación con la mayor y cualquier actividad que me pudiese relajar.

          En mi caso estuve tomando además flores de bach, que me ayudaron mucho, hay un botecito que se llama “rescue remedy” en gotas (hay imitaciones pero mejor si son las originales) te pones unas gotitas debajo de la lengua y te calman de inmediato, si tienes dudas puedes preguntar en un herbolario, mal no te va a hacer y si funciona pues mejor.

          Después de hablar mucho con mi hija mayor, no quería dejarlo de ninguna manera, probaba a contar hasta diez y ya… eso me funcionó un tiempo pero luego ya no le bastaba. Yo me sentía fatal, porque a mi juicio también la trataba fatal, no la podía mirar mientras mamaba, me salía de las entrañas un rechazo horroroso hacia ella. Leía libros, consultaba Internet desde el móvil, … lo que sea por no estar ahí al menos con la mente mientras la niña mamaba. Le decía cosas terribles, me enfadaba mucho con ella…. Era un infierno que no beneficiaba en absoluto a ninguna de las dos. Una noche, mientras mamaba, yo tenía a mi lado (siempre lo tenía) el botecito de “rescue remedy”, y se me ocurrió echarme unas gotitas en el pezón sin que la niña mirara, no sé por qué lo hice, fue un impulso pero cuando mi hija se volvió a enganchar no le gustó nada “AHHHHH PICA”, Se me iluminó la cara, y le dije que igual ya no le gustaba porque era mayor… No la terminé de convencer y me dijo “quiero la otra” mientras la cambiaba de postura para darle la otra, con mucho disimulo (era de noche y no se veía bien) me eché unas gotitas en la otra teta. “AHHHH ESTA TAMBIÉN PICA” Le volví a explicar con mucho cariño e ilusión que igual ya no le gustaba porque se había echo mayor… Y ya no quiso más teta en dos semanas.

          A las dos semanas me volvió a pedir y le dije “¿estás segura? pero si ya no te gustaba porque eres mayor” me dijo que si quería, que ya no picaba…, entonces me volví a poner una gotita de rescue remedy (sin que ella lo viera claro), se acercó y sólo de olerla me dijo que no, que ya no le gustaba.

          Unos días más tarde me volvió a pedir y ya le ofrecí normal, y… ohhh sorpresa cuando descubrí que ya no sabía chupar, sólo quería poner sus labios en mi pezón unos segundos y ya.

          Ahora me pide de mucho en mucho, y le ofrezco y es siempre igual. Claro ella ve a su hermana pequeña y también quiere saber que mamá está ahí también para ella.

          Ahora cuando su hermana pequeña llora la mayor le ofrece su propia tetita, es muy tierno, no tiene casi celos ni nada, está echa una hermana mayor estupenda.

          Pues esta es la historia de cómo desdetatmos nosotras a mi hija mayor, con 2 años y 3 meses. Paralelamente me preocupé muchísimo de ofrecerle alicientes alternativos para que viera que ser mayor también tiene sus ventajas. Los mayores ya no quieren teta pero en cambio van al supermercado con mamá, o a comprar braguitas de mayores para cuando se quite el pañal, o al teatro o al parque mientras papá se queda en casa con el bebé… O la dejo cocinar conmigo o comer hamburguesas o cualquier cosa que le guste… Le reforzaba mucho el mira, ven a hacer esto conmigo que ya puedes porque eres mayor… Muy bien, eres una mayor mira que bien te vistes tu solita…. Fue una época muy agotadora porque el nivel de exigencia fue alto, pero merecía la pena poder hacer cosas con ella que no me supusieran estar en esa situación de rechazo que me salía de las entrañas durante en amamantamiento.

          Si quieres pasarme un contacto, email o teléfono podemos estar más cerca durante este proceso. No sé muy bien cómo te puedo ayudar, ojalá lo supiera, pero yo estuve hace no mucho en tu situación y agradecí tanto el apoyo de la gente que lo mínimo que puedo hacer ahora es apoyarte.

          Mucho ánimo, ya te digo que hay luz al final del túnel, que lo mejor que has podido hacer por tu hijo mayor es darle un hermanito, que eso va a ser para toda la vida

  21. Inés Bueno León abril 4, 2014 at 12:14 pm - Reply

    Hola,yo estoy pasando desde hace unos meses por esto. Aisha tiene 28 meses, y empezó cuando tenía 20. Acababa de quedarme embarazada,y a las 9 semanas de embarazo mi estrellita se fue al cielo. Durante ese embarazo empezó todo,y después, ha empeorado. Lo que me molesta es su manera de tocarme el pecho,llegando a arañar con las uñas y pellizcar. Me siento la peor madre del mundo,pues le aparto la mano bruscamente y a veces me sale un grito. La he llegado a zarandear porque le digo que me hace daño y sigue… Después de leer que lo hacen sin querer, me siento aún peor. Mi niñita… Alguna me entiende? No quiero negarle la teta pero creo que así le hago mucho daño. Estoy desesperada. Intentaré hacer lo de contar hasta 10… Gracias, de corazón.

    • Emma abril 4, 2014 at 11:44 pm - Reply

      Hola Inés.

      Yo te entiendo. Sólo puedo darte mucho ánimo. Y desearte mucha paciencia y mucha ayuda.

      Para lo que necesites, escribe. Aquí estamos.

  22. Clàudia mayo 8, 2014 at 11:07 am - Reply

    Ojalá hubiera sabido qué era esto de la agitación en las primeras semanas de mi segundo embarazo. Mi niña tiene 21 meses y siempre hemos disfrutado de una lactancia estupenda, pero al quedarme embarazada de nuevo (hace 5meses) empecé a sentir un rechazo visceral a que se agarrara al pecho, sobretodo en las tomas de la noche. A pesar de ello hemos continuado con la lactancia, pero a menudo me enfadaba y me he sentido muy mala madre y muy culpable porque pensaba que era algo que solo me pasaba a mi, que no toleraba bien el cansancio del nuevo embarazo con la peque tan cañera…

    Me siento muy aliviada por haber leído este post y vuestros comentarios, MIL GRACIAS!

  23. Isabel Villagra Criado mayo 12, 2014 at 10:07 pm - Reply

    estoy pasando por esto, pero aunque lo aya leido no me siento aliviada, pero si comprendo lo que me pasa. siento un completo rechazo al dar pecho, pero tengo que hacerlo porque mi hijo de 14 meses me lo pide aunque lo distraiga y le de otras cosas para comer. me siento mas atada de manos aun cuando el no quiere comer sus comidas. creo que mi marido no lo entendera “lo conosco” y ademas cuando llora mi bebe el me dice: porque no le das pecho y se acabo. pero mi interior no quiere, amo a mi peque, me siento sin salida ni apoyo. gacias por estos blog realmente son necesarios y son una ayuda.

  24. El rincón de Mixka septiembre 5, 2014 at 8:29 am - Reply

    ¡Super interesante! Comparto.

  25. cucurutxets diciembre 15, 2014 at 12:37 am - Reply

    Graácias Pilar por este post. La verdad es que fue ayer, hablando por la calle con una asesora de lactancia conocida, que me habló del agitamiento. Tengo dos hijos, de 5 y 2 años, y empecé a sentir este rechazo horrible cuando estaba embarazada del segundo (el mayor tendría 2 años y 4 meses) y acabamos la lactancia a sus dos y medio. Fui yo, acorté tomas a zero con dos segundos porqué me sentía horrible por sentir ese “asco”….. Me sentí mal.
    Cuando nació el peque, la lactáncia iba bien hasta que me vino la regla. Durante la ovulación y periodo, era duro…. Pero él era pequeño, así que seguimos. Hará unos 8 meses, fue a peor….. Pero por él seguimos. Y porqué algunas veces todo iba bien…. Pero desde hace un mes mama muy poquito. Una vez al día, y porqué se lo recuerdo….
    Doble sentimientos: aliviada me siento, pero a la vez me siento culpable, y mala…. Y aquí se han frustrado algunos retos mios, de querer amamantar largamente (este trabajo me toca a mi corregirlo).
    Es dificil sentir rechazo hacia aquellos seres que mas quieres en el mundo….
    Grácias de nuevo, por tus palabras!!

  26. Mari abril 27, 2015 at 12:23 am - Reply

    No había escuchado nunca esta alteración. Mi bebe tiene casi 4 mesesy me pasó hace 2 dias. La descripción es exacta, un hormigueo por todo el cuerpo, un agobio enorme y resoplaba y se agarrotaban las manos…horrible. Pq pasa? Mi bebe es muy pequeña. Me dio de noche. Gracias

    • Emma abril 27, 2015 at 11:56 am - Reply

      Hola Mari,
      ¿Cómo te sientes? Desde mi experiencia puedo darte pocos consejos, sólo que intentes tener un poco de paciencia e ir viendo cómo se can dando las cosas.
      Te ofrezco mi apoyo y sobre todo mi comprensión, pues yo he pasado por algo parecido.
      Y, lo más importante, NO TE SIENTAS CULPABLE. Es un estado físico, en ningún caso hay culpables y el sentimiento de culpa sólo puede hacer que todo empeore, empezando por tí misma.
      Quiere mucho a tú bebé y quierete a ti mucho muchísimo. Todo lo demás se irá colocando en su sitio sin que te des cuenta.
      Un abrazo muy fuerte, Emma.

      • Mari mayo 12, 2015 at 4:47 pm - Reply

        Gracias Emma, es muy duro criar a una niña de alta demanda, espero que algún dia todo se suavice un poco y pueda disfrutar más de la maternidad.

  27. carolina junio 2, 2015 at 12:58 am - Reply

    Me ha gustado mucho el artículo pero me ha llamado la atención lo que lei al final. Eres farmaceutica, asesora y madre.
    Yo soy madre, y ademas otras cosas, pero siempre me siento primero madre, es bueno ver que todas somos diferentes y quepodemos interpretar de manera distinta las mismas cosas. Asi pasa en lalactancia, cada madre y cada bebe son un vinculo único.

  28. Núria septiembre 1, 2015 at 1:42 am - Reply

    Yo llevo 32 meses dando pecho a mi hijo y casi siempre me ha dolido. Fui a un taller de lactancia durante más de año y medio y, aunque pocas veces he logrado que no me doliera nada, aprendí a disfrutar. Desde hace ya muchos meses siento ese rechazo tan horrible pero mi hijo no permite que lo destete, cuanto más quiero yo más demanda. Llega a hacer tomas de hora y media.
    Está afectándome muchísimo, tanto que creo que necesito ayuda psicológica xq mi entorno no me comprende en absoluto ni me apoya. Es tal el rechazo que no me planteo un nuevo embarazo hasta que no lo destete ni quiero volver a dar pecho al siguiente bebé, lo cual me parece muy mal pues le voy a negar muchos beneficios, pero no quiero sentirme así nunca más.

  29. Astasakhi septiembre 2, 2015 at 6:37 pm - Reply

    Hola, que nota mas interesante,twngo un hijo de 4 años que ama la teta y yo sienpre amé darle, y ahora tengo una bebe recien nacida, a la que le costó un poco aprender a mamar, ella toma por periodos cortos,cosa normal segun la matrona porque al tomar los dos sale mas cantidad de leche y ademas traga mucho aire al tomar y tengo que sacarle los chanchitos a cada rato, pero mi hijo mayor puede estar hasta 20 o 30 minutos pegado al pecho. A vece en especial cuando toman los dos a la ves siento una gran necesidad de salir corriendo, como un hormigueo en todo el cuerpo, y desesperacion, y si el mayor se duerme peor porque tengo que luchar con aus manos que insisten en tocar la otra teta o meter a mano en medio de las dos o empujar la que esta tomando con su mano hacia arriba y la presiona sin querer contra sus dientes. Al estar despierto le digo a cada rato que eso me molesta y deja de hacerlo,luego empueza se nuevo, pero cuando se queda dor ido insiste fuertemente con su mano y hace fuerza si se la saco,y si le saco la teta despuerta y me preginta triste porque.
    La verdad me gusta dar a los dos, e visto como ha ayudado a generar un vinculo entre los hermanos,el me dice que la ama y la acaricia y ella lo busca cob su mirada cuando toman y me siento mal por sentir ese rechaso cuando toma el mayor,ya que me gusta darle y quiero que el decida cuando dejar.
    Este sentimiento se pasara?
    Gracias por la nota, ya no me sie to tan culpable por mis sentimientos.

  30. Mirtha enero 12, 2016 at 1:25 pm - Reply

    Hola que post más interesante. Este es mi primer embarazo y desde el.comienzo me siento perturbada por el hecho de amamantar. Estuve buscando información l respecto y no la había encontrado hasta ahora. Aunque siempre tuve en claro algo: la lactancia no iba a ser un sufrimiento para mi. Si el rechazo no se va al parir doy biberón y listo. Creo que las mujeres nos dejamos llevar por las presiones sociales. quiero disfrutar de la maternidad y este post me aclaro el sentimiento que vengo pasando
    Los pechos para mi tienen una connotación sexual y no imagino a mi bebe enganchada a mis pezones por horas. El solo roce con la ropa me genera exitacion. No se que va a pasar cuando nazca mi bebe pero ya tengo la decisión tomada. Gracias

  31. Silvia junio 5, 2016 at 6:15 pm - Reply

    Yo lleo unos meses sufriendolo, desde aproximadamente los 18 meses de mi hija, me pasaba durante la regla. Ahora estoy embarazada de 15 semanas y mi hija tiene 27 meses. Es horrible porque ademas tengo mucho dolor de pezones, me siento fatal, pero con ella es imposible hablar, no razona con lo que me pongo mas nerviosa. La he intentado explicar que mama tiene pupa, contar hasta 5, hasta 10, decirla que la quiero mucho y que empn vez de tetita la doy besos y abrazos… nada me funciona, ella quiere su teta y llora de berrinches la cojo mania, luego la abrazo muy fuerte, no se que hacer, se que es hormonal desde el principio pero no lo soporto….
    Necesito destetarla ya, llevo meses intetandolo pero pide mas y las tomas son con mucha ansia.
    Agradeceria cualquier comentario que me pueda dar algo de luz al final del tunel.

    • Emma de Mata Benito (@emmaMEmata) junio 6, 2016 at 12:46 am - Reply

      Hola Silvia, acabo de recibir este comentario en mi email. Sólo quiero decirte que no estás sola, yo pasé por algo parecido hace unos años, ya quedó atrás pero puedo comprenderte perfectamente.
      Si te apetece escríbeme a emmademata@gmail.com y hablamos de madre a madre, otras madres me acompañaron a mí en su momento y creo que el momento de devolverles el favor acompañándote a tí.

      Un abrazo para tu niña y para tí, te envío una gran dosis de paciencia y de amor, que os harán falta en este momento.

      Importante: NO TE SIENTAS CULPABLE.

  32. Coté Martínez septiembre 29, 2016 at 6:47 pm - Reply

    Ay! Justo estoy pasando por esto con mi hijo mayor de 3 años 9 meses. Además, amamanto a mi hija de 7 meses, pero con Juanjo la cosa se está complicando porque de verdad ese sentimiento de rechazo, de querer apartarlo me ha llevado a hacerlo de forma brusca. Yo siempre dije que lo amamantaría hasta que él quisiera, pero creo que el destete lo provocaré yo porque de verdad me irrita que tome el pecho.

  33. Daniela abril 17, 2017 at 4:33 am - Reply

    Lei todos los
    Comentarios! Felicitaciones a todas por tener el valor de plantearlo! La maternidad y la lactancia no son perfectas! Nos hicieron creer que tenemos que hacer todo esto para ser buenas madres! Y no es así! Todas son excelentes madres,
    Las felicito por el valor de plantearlo y hacernos las cosas más fáciles a las que venimos atrás!

  34. Gabriela julio 20, 2017 at 5:05 pm - Reply

    Hola
    Estoy pasando justamente por esto, quiero destetar pero mi hija ya esta por cumplir los dos años, y últimamente se ha vuelto muy exigente quiere teta a horas que ya no pedía , quiere brazo a cada rato, no quiere dormir si no es con la teta, despierta dos veces en la noche pidiendo de nuevo y lo peor es que no la suelta, ha sido super agotador. Espero esta etapa pase luego

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies