¿Cómo actuar cuando un niño es agresivo?

Otro viernes más continuamos con la sección “El viernes…la psicóloga responde en Maternidad Continuum” con Mónica Serrano.

Os recuerdo que si queréis que Mónica responda alguna consulta, sólo tenéis que mandarla a maternidadcontinuum@gmail.com

Mónica Serrano Muñoz Psicóloga Infantil. Especialista Psicóloga Perinatal, especialista en maternidad, la crianza con apego y en acompañamiento durante la maternidad. Para un asesoramiento más amplio, podéis contactar con ella escribiendo a psicologa@bambulah.es Puedes ver los servicios de asesoramiento que ofrece aqui y puedes leer sus artículos en el blog http://psicologiaycrianza.blogspot.com.es/

 

Consulta

Buenas tardes.
Tengo dos hijos de 30 meses y otra de 14 meses.
Mi hijo nos pega o amenaza con que lo va a hacer, grita cuando se cae por sí solo o cuando por lógica no puede hacer algo, nos dice que como le digamos que no puede nos va a pegar. Llora muchísimo por todo y lo último fue que se cayó la nena porque un nene la empujo y empezó a gritar y tirarle de los pelos mientras decía que había sido ese niño…
Ya no se que hacer, lo educamos sin pegar, con normas consecuentes y colechamos.
Necesito ayuda.
Gracias.


Respuesta

Estimada amiga. Comprendo perfectamente tu preocupación y te agradezco la confianza depositada en nosotras al hacernos tu consulta.

Por lo que comentas, entiendo que tu hijo de 2 años y medio tiene una manera muy explosiva de expresar su ira o enfado.

En primer lugar, es importante que observemos de manera empática el comportamiento de tu hijo. Es esencial comprender que el niño está expresando emociones negativas, como enfado o frustración, de una manera impulsiva e intensa. Dichas emociones negativas deben ser recogidas, legitimadas y sostenidas emocionalmente por parte de los padres.

Así, es fundamental que vosotros, los padres, transmitáis al niño que comprendéis sus estados emocionales, que entendéis su frustración o su enfado y que le acompañéis (emocionalmente) mientras los esté experimentando.

Obviamente, esto no significa que debáis permitir reacciones agresivas o violentas en vuestro hijo. Sin embargo, no debéis tratar de negar la emoción. Frase como “eso no es nada”, “no tiene importancia” o “porque no, y punto” son mensajes que muchas veces transmitimos a los niños tratando de obviar o no permitir una emoción desagradable.

Es importante, pues, recoger esa emoción transmitiéndole que comprendemos su enfado, que entendemos su frustración, que lo que no le gusta es legítimo y tiene derecho a expresarlo. Acompañarle con afecto cuando experimente estas emociones es básico para que pueda canalizarlas y aprender a expresarlas de manera positiva.

[pullquote]Acompañarle con afecto cuando experimente estas emociones es básico para que pueda canalizarlas y aprender a expresarlas de manera positiva.[/pullquote]

Cuando tu hijo tenga una reacción agresiva, debes mitigarla de una manera afectuosa. Así, puedes alzarlo en brazos, abrazarle y hablarle con voz tranquila, explicándole de manera breve y sencilla que comprendes su enfado pero que no puede, por ello, pegar o gritar.

Asimismo, es esencial que le ofrezcas una alternativa a su reacción agresiva. Puedes decirle que cuando esté enfadado te cuente lo que le pasa, puedes ayudarle a distraerse en el momento de explosión emocional o acompañarle hasta que se calme.

Del mismo modo, puede ser interesante que reviséis las normas y los límites que estáis estableciendo en vuestra dinámica familiar. Un exceso de los mismos podría propiciar estas explosiones emocionales del niño.

[pullquote]Es recomendable ofrecer un ambiente flexible a los niños, en los que las normas y los límites no tengan una presencia excesiva[/pullquote]

Es recomendable ofrecer un ambiente flexible a los niños, en los que las normas y los límites no tengan una presencia excesiva, si no que se establezcan sólo los que se consideren verdaderamente imprescindibles. Esto fomentará un ambiente relajado y reducirá, en buena medida, el número y la frecuencia de situaciones conflictivas.

[pullquote]es importante que el niño tenga un modelo positivo de expresión de emociones, que no se exponga a modelos que expresen sus emociones negativas de manera agresiva o violenta[/pullquote]

Asimismo, es importante que el niño tenga un modelo positivo de expresión de emociones, que no se exponga a modelos que expresen sus emociones negativas de manera agresiva o violenta. Así, los padres debéis cuidar la manera en que expresáis vuestras emociones negativas, no sólo hacia el niño, si no entre adultos.

En este punto es interesante observar los contenidos televisivos a los que pudiera estar accediendo el niño (en su caso) y las reacciones de otras personas de su entorno (escolar, de la familia extensa o de amigos).

Por otra parte, puedes ayudar a tu hijo a aprender otras maneras de expresar su ira a través de cuentos que expongan modelos de expresión emocional positiva, teatrillos o simplemente representándolo con sus muñecos.

No obstante, el desarrollo del lenguaje de tu hijo le ayudará a poder expresar sus emociones de una manera menos explosiva. Es interesante fomentar el aprendizaje de expresión de emociones a través de la palabra, que el niño pueda etiquetar con palabras los distintos estados emocionales.

Con todo esto, espero que mi respuesta te haya servido de ayuda y quedo a tu disposición para cualquier aclaración que necesites en el correo psicologa@bambulah.es.

Un afectuoso saludo,

Mónica.

Para concertar los servicios de asesoramiento profesional de Mónica Serrano, consulta la información necesaria en el este enlace.

Para leer una consulta similar podéis entrar aqui: ¿Qué hacer si tu hijo te pega?

2013-05-17T08:30:53+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies