¿La crianza con apego termina con la educación formal?

Hoy cuento con una invitada de excepción que ha querido participar en mi blog con un artículo sobre la crianza con apego y la escolarización formal. Ella es Laura Castellano, madre de dos hijas a las que educa en casa y responsable de la Comunidad Educativa online Aprende con Alas que ofrece servicios tan interesantes como un kinder a distancia  y cursos para padres (como el de aprender a planificar el curso académico de tus hijos o el de métodos dinámicos de aprendizaje).

Muchos papás y mamás que se preocupan mucho de dar ejemplo a sus hijos, de ofrecer un apego seguro y de dar amor incondicional a sus hijos, se ven agobiados cuando comprueban que en el colegio muchos de estos principios no ocurren (más bien al contrario).


Ya sabéis: castigos, silla de pensar, niños que pegan, hay que acabar toda la comida del plato, estar sentados durante horas aburridos…no quiero decir que estas cosas ocurran en todas las escuelas, pero si son habituales en la educación más “tradicional”.

Pues aquí os dejo la reflexión de Laura Castellano sobre este tema:

¿La crianza con apego termina con la educación formal?

Cuando me enteré que iba a ser mamá de Gaia (hace casi 10 años), lo primero que hice fue darme de alta en cuanto foro de crianza tenía referencia (claro, en aquella época se usaban los foros, no las redes sociales).

Fue un camino largo, en el que aprendí todo acerca de la crianza respetuosa, el colecho, la teta a demanda, la disciplina positiva y los fulares.

Gaia nació en el calor de casita, rodeada de su familia amada, y posteriormente Zyani también; con ella fue más intenso aún porque estábamos solitos con papá cuando ella se asomó al mundo.

Las dos fueron criadas con apego, amor y respeto.

Pero cuando Gaia llegó a la edad escolar, tuvimos que sentarnos nuevamente con papá a platicar acerca de lo que queríamos para ella, y nos dimos cuenta que mandarla a una escuela tradicional implicaba llenarla de todo aquello que habíamos descartado al elegir criar con apego:

– No respetar sus tiempos
– No valorarla como un ser único
– No proporcionarle cuidado cariñoso constante
– Exigirle obediencia en base a premios y castigos
– No acompañarla con sensibilidad

Teníamos 2 alternativas: buscar un centro educativo alternativo que nos ofreciera algo muy diferente a la escuela tradicional, o educarla sin escuela.

Elegimos lo segundo. Y nos sentimos muy felices de haber tomado esta decisión y de ser coherentes con lo que sentimos y pensamos.

[pullquote]Elegir criar con apego no tiene fecha de expiración[/pullquote]

Elegir criar con apego no tiene fecha de expiración. No es llegar a los 3 o 4 años de tu peque, y pensar que ya cumpliste tu cometido o que no te queda de otra más que cambiar todo ese entorno-nido por lo que te dicta una sociedad enferma y cruel, sobre todo con sus niños.

Seguramente enfrentaste con uñas y dientes a familiares, vecinos y amigos defendiendo tus creencias, y mientras ellos te criticaban duramente tú tuviste un parto respetuoso, colechaste, diste teta a demanda, lo cargaste en tu fular y no pegaste ni castigaste.

Entonces: ¿por qué no hacer lo mismo cuando llega la edad de escolarizar? No importa qué camino elijas, si alguna escuela especial o prescindir de ella. Lo importante es que sigas sintiendo ese gran poder que tienes desde el día en que descubriste que estabas embarazada, asumiendo tu responsabilidad de brindar a tu peque una crianza respetuosa y amorosa, hasta que sea lo suficientemente mayor como para tomar sus propias decisiones.

Definitivamente, la crianza con apego no termina con la educación formal.

2013-07-02T10:51:52+00:00 15 Comments

15 Comments

  1. Lola julio 2, 2013 at 1:57 pm - Reply

    ¿Esto es todo? Que poco serio por favor.

    • Pilar_Mtnez julio 3, 2013 at 11:09 am - Reply

      Hola Lola,
      pienso como Laura…si nos explicas por qué piensas así será más fácil entenderte.

  2. Laura julio 2, 2013 at 4:11 pm - Reply

    Hola Lola! ¿por qué piensas que es poco serio? Me encantaría conocer tu punto de vista para que podamos debatir al respecto y poder retroalimentarnos. Saludos!

  3. Siénteme: embarazo, lactancia y crianza. julio 2, 2013 at 4:25 pm - Reply

    Yo he observado esto en varias ocasiones, crías con apego y luego al cole, a tragarte todo lo que quieran hacerle a tu hijo. Es verdad que hay madres que luchan para cambiar el sistema educativo, pero es muy difícil. Yo intentaré optar por un espacio educativo respetuoso o una escuela pública pequeña donde pueda conocer mejor al equipo directivo y docente, si hay una relación cercana es más fácil hablar las cosas. Aunque luego dependes mucho del tipo de maestr@ que esté en ese centro. Como aún me queda tiempo para tomar esa decisión, voy a disfrutar del momento y observar qué se cuece en cada centro cercano 😉

    • Laura julio 2, 2013 at 5:18 pm - Reply

      Me encanta lo que planteás! Es justamente lo que quise transmitir con mi reflexión, que nosotros los papás tenemos el poder y la responsabilidad de hacer uso de las escuelas según sean las necesidades de nosotros y de nuestros peques, eligiendo un centro educativo con una ideología basada en el respeto, una directora sensata o una maestra divina. Pero siempre desde la perspectiva de que son un recurso más, bajo ningún punto de vista tenemos que tragarnos lo que "toque". En lo personal siento que muchísimos papás se sienten despojados de su poder cuando llega el momento de "escolarizar", hay todo un sistema grabándote a fuego que es momento de entregar a tus hijos a "los que saben", y ahí esos papás entran en crisis, porque ven que los chicos tienen que vivir situaciones con las que no están de acuerdo, pero a la vez todo el mundo les dice que ya se acostumbrarán, que es lo normal.

      Pero la realidad es que hay alternativas, desde educar a los chicos sin escuela, hasta buscar como bien decís una escuela pequeña y respetuosa (que no necesariamente tiene que ser alternativa tipo Waldorf).

      Muchas gracias por comentar, muchos saludos!

    • Pilar_Mtnez julio 3, 2013 at 11:11 am - Reply

      Hay opciones…se puede escolarizar en espacios respetuosos como bien comentas.
      A mi por ejemplo me costó mucho encontrar el colegio de mis hijas, busqué y rebusqué y parecía que no iba a encontrar nada "diferente" y ahora estoy muy contenta y mis hijas también (que es de lo que se trata).
      Mil gracias por tu comentario

  4. mariel julio 2, 2013 at 5:32 pm - Reply

    qué gran tema… mi thiago tiene un añito recién pero ya hace meses que me lo estoy planteando, de hecho ya conocía tu página Laura, y me parece excelente.
    estoy 100% de acuerdo, los papás tenemos el poder de decidir lo mejor para nuestros peques. qué placer y qué gran responsabilidad al mismo tiempo.
    en nuestro caso, cada vez nos gusta más el homeschooling, aunque reconocemos que dudamos de nuestra propia capacidad llegado el momento. tendremos el tiempo necesario? podremos organizarnos? será una carga muy pesada para añadir a nuestras ya estresadas vidas?
    gracias por el artículo, seguiremos en nuestra búsqueda…

    • Laura julio 2, 2013 at 6:18 pm - Reply

      Hola Mariel! es muy curioso que todas las preguntas que te planteás, yo me las hago al revés!! por ejemplo, veo a los papás que tienen que levantar a sus chicos tempranísimo tantos años de sus vidas, tenerlos listos en un tiempo récord, cumplir con tareas, horarios, festivales y demases, y sólo me estreso de pensarlo! Es verdad, decidir prescindir de la escuela es -creo- una de las decisiones más importantes y comprometidas que podés tomar en tu vida. Y al principio estás llena de inseguridades, de culpas, de dudas. Pero te aseguro que tiempo después no podes concebir otra manera de educar a tus hijos… es que es algo tan natural, tan parte de nuestras vidas! Te mando un abrazo fuerte, y obviamente sé que vas a elegir la mejor opción para Thiago =)

    • Pilar_Mtnez julio 3, 2013 at 11:12 am - Reply

      Hola Mariel,
      la responsabilidad es enorme, no te lo voy a negar. Pero al mismo tiempo ¿hay algo más gratificante que ver a tu hijo feliz?
      Mucha suerte en tu decisión, seguro que encontrarás la mejor forma de hacerol.
      Un besazo!

  5. Gemma julio 3, 2013 at 12:03 pm - Reply

    Mi hijo va a un cole de los que llamáis "convencionales" desde hace tres años y os puedo asegurar que es un niño feliz. Quizá sea muy fácil pintar a las escuelas a modo casi de campo de concentración… Creo que nada es blanco o negro, hay muchos matices en gris a valorar.

    • Laura julio 3, 2013 at 3:33 pm - Reply

      Hola Gemma! pero es que yo no pienso diferente a vos! podés encontrar un sitio valioso para tu peque en cualquier parte, ya sea en un cole tradicional como en uno alternativo como en el mundo mismo sin necesidad de escuela. El punto es que no se trata de "el cole que toca en suerte" y uno como papá se desvincula de esa etapa de los chicos. Se trata de preocuparnos por encontrar un lugar en el que nuestros hijos se desarrollen felices y sean respetados por lo que son. Y esto puede darse a veces en los ámbitos menos sospechados, porque en definitiva dependerá de PERSONAS, no de instituciones. Muchísimas gracias por comentar.

    • Pilar_Mtnez julio 9, 2013 at 10:47 am - Reply

      Hola Gemma,
      claro que nada es blanco o negro…cada colegio es distinto y cada persona también. Yo no creo que las escuelas sean un campo de concentración ni mucho menos, aunque hay algunas que parecen más una carcel que un colegio y aún así hay niños que van contentos…otros no tanto…y ahí es donde invitamos a los padres a reflexionar.
      Muchas gracias por tu comentario!

  6. Cristina Zettl julio 8, 2013 at 6:25 pm - Reply

    Mi hija Laura que ahora tiene 16 años, entró en una crisis al entrar con 12 al instituto, después de criar con apego, pudimos minimiza()r solo eso los efectos de la escolarización, y ya no resistió más. Entró en estado depresivo, se encerro´en si misma,y mostró un sufrimiento de una embergadura que hasta entonces nos había pasado desapercibido .asi que más vale tarde que nunca, tomamos la decisión de desescolarizarla junto con su hermano que tenía 8 años. Pasaron a Donyets en Olocau Valencia. Allí nos ayudaron, a comprender, que había pasado, que hacer. Laura con 12 años tuvo que hacer un periodo de adaptación como hacen los niñ@s cuando entran con 3 años,con todo el amor, con toda la dedicación, el respeto al proceso., acompañada por sus padres-
    Ya han pasado 4 años. Laura el año pasado en un solo curso consiguió graduarse en La E.S.O., con las mejores calificaciones de su curso. Kike sigue en Donyets formandose como persona,adquiriendo las mejores herramientas emocionales, disfrutando de las relaciones con sus compañeros de todas las edades y con referentes adultos increibles.
    De acuerdo con el artículo, solo me cabe decir"Ojalá lo hubiera contemplado antes"

    • Pilar_Mtnez julio 9, 2013 at 10:45 am - Reply

      Hola Cristina,
      ¡qué duro lo que tuvo que pasar tu niña! aunque tuvo la suerte de tener unos padres que supieron entenderla y darle el apoyo que necesitaba.
      Y cómo me alegro de leer que tu hija ha podido superarlo y no sólo eso…se ha graduado con honores!
      Os felicito por haber sabido acompañar a vuestra hija y por vuestra valentía al haber tomado ese paso.
      un abrazo enorme y gracias por comentar!

  7. cursos ingles usa octubre 28, 2013 at 2:01 pm - Reply

    Genial, formato de tu blog! ¿Cuanto tiempo llevas bloggeando? haces que leer en tu blog sea fácil. El aspecto total de tu web es bien pensado, al igual que el material contenido!
    Saludos

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies