¿Por qué doy masaje a mi bebé?

Hoy tengo el placer de contar con Gala Rodríguez, creadora de la web Sencillamente Natural, experta en masaje infantil, cosmética natural, porteo, alimentación saludable, ecología y productos de limpieza caseros, etc.

Ella, además de que es un cielo, tiene un estilo de escritura maravilloso y una empatía con las mamás y sus bebés increíble. Así que me encanta tenerla aquí para que comparta algo de su sabiduría con nosotras.

Por otra parte, tengo que decirte que el próximo viernes comenzará un Curso de Masaje Infantil Online, así que si te apetece disfrutar de momentos íntimos de masaje con tu bebé no lo pienses mucho. Para más información sobre el curso entra aquí.

Ya te dejo con su artículo:

¿Por qué doy masaje a mi bebé?

La maternidad te cambia completamente. Te cambia por fuera y también por dentro. Es un aprendizaje continuo, una continua adaptación.

Los bebés no vienen con manual de instrucciones, es cierto. Y, en general, el principio de la maternidad es abrumador. En mi caso especial mi bebé siempre ha demandado mucha atención y contacto físico, lo cual es a veces muy estresante. Y entras en un bucle de atender sus necesidades casi sin involucrarte emocionalmente, como una máquina. Teta, dormir, baño, teta, dormir. Y ya está otra vez llorando y no he podido aún ducharme. Y estoy agotada, tengo mucho sueño, no duermo por las noches lo que mi cuerpo necesita y ando todo el día arrastrada y agotada.

¿Te suena?

El masaje infantil te ayuda en estas situaciones. Te voy a enumerar algunos puntos en los que puede ayudarte:

  • Te das cuenta de que tu bebé emite más señales que no conocías, que puedes aprender a comunicarte con él desde muy pequeño. Que no sólo come, duerme y llora.
  • Aprendes a pasar tiempo de calidad con él, a escucharle, a observarle.
  • Reduces el estrés de intentar abarcarlo todo y ser una supermadre y súper ama de casa, frenando el ritmo de los quehaceres diarios (por ejemplo: a ver si en cuanto se duerma me da tiempo a hacer la comida, poner la lavadora y limpiar el polvo).
  • Si, además tu bebé tiene cólicos o molestos gases, le ayudas en su evolución con un masaje específico para estos malestares gastrointestinales. También si se estriñe es un masaje muy efectivo. A mí me va de maravilla con mi hijo.
  • Instauras una comunicación de calidad y aprendes cómo puedes ir evolucionando con él, mediante el masaje, adaptándolo a cada etapa mientras va creciendo.
  • A tu bebé le ayudas a conocer su cuerpo mediante el tacto de tus manos.
  • Según va creciendo y aprendiendo a comunicarse de forma oral, le ayudas a relajar el estado de nervios de según qué situaciones para que pueda desahogar algún malestar que pueda haber acumulado (por ejemplo al volver del colegio viene enfadado y no sabe explicarte por qué, durante el masaje se relaja, baja el ritmo y le sale espontáneamente contarte qué ha pasado y por qué estaba tan nervioso).
  • Cuando son un poco más mayores lo piden ellos solos (mamá, ¡masaje!) y son capaces de pedirlo cuando están nerviosos, para que les ayudes a relajarse. ¡Qué gratificante!
  • Incluso de adolescente podrás seguir dando masaje. Por supuesto que será de otro tipo, pero seguirá siendo una forma de comunicarte con él y de que te cuente sus cosas, sobre todo en estas edades que tanto miedo da a los padres que no cuenten sus compañías y sus hábitos.

Muchas mamás que han asistido a mis cursos me han confirmado muchos de estos beneficios de primera mano, ¡incluso este Curso de Masaje Infantil  ha ayudado a algunas mamás con una pequeña depresión posparto!

Me encanta mi trabajo. Ver cómo las familias, mamás, papás y bebés, interactúan con mucho amor, dedican tiempo de calidad, con suavidad, con atención, aprenden a escuchar sus necesidades y van adaptando el masaje según van creciendo los bebés, continuando con esta comunicación tan especial que han entablado desde muy prontito.

Mi hijo, de 19 meses, cuando le hago masaje en un brazo, me está levantando el otro para que le haga lo mismo. Cuando le doy en la tripita y después paso al pecho se toca él la tripita para ver cómo se siente. ¡Es maravilloso!

Este curso además proporciona un espacio sin juicio donde exponer y compartir tus situaciones más difíciles, las críticas con las que te encuentras nada más convertirte en madre, por las decisiones que tomas en cuanto a tu maternidad. Un punto de encuentro con otras familias en situaciones parecidas para sentirte más acompañada.

Este viernes estrenamos la versión online del curso, que podrás disfrutar desde cualquier punto del planeta. 5 semanas de curso, mediante vídeos (que podrás ver cuando quieras) y pdfs para que elijas qué formato es más compatible con tu reciente maternidad.

Con grupo privado de Facebook donde generaremos debates sobre determinados temas y compartiremos todo lo que nos apetezca en un ambiente cálido y sin juicio, una pequeña tribu virtual.

Además, por ser lectora de Maternidad Continuum, ¡disfrutarás del precio de lanzamiento que terminó el viernes pasado, con más de un 30% de descuento!
Puedes leer toda la información aquí y para apuntarte con el descuento no te apuntes en la web, apúntate aquí que está aplicado el descuento especial como lectora de Maternidad Continuum.

¡Nos vemos el viernes!

Un abrazo,
Gala Rodríguez. Sencillamente Natural

2013-10-30T10:01:35+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies