Mi experiencia enseñando a nadar a mis hijas. Dos niñas y dos vivencias muy diferentes.

Cartel_enseñando a nadar

Tengo dos niñas y son muy diferentes entre sí. Seguro que lo habrás escuchado muchas veces “son hermanas pero son muy distintas” “comparten papá y mamá pero no se parecen en nada”. Yo tengo muy claro que mis hijas no se parecen y aunque los principios básicos de mi crianza son similares con las dos, intento adaptar las circunstancias concretas a sus características y necesidades personales.

Por ejemplo, a la hora de aprender a nadar me di cuenta en seguida que no iban a aprender de la misma manera y de hecho así ha sido (y por eso precisamente quiero contártelo).

Había unos principios básicos que sí he querido que compartan:

  • aprender a nadar debe ser agradable y divertido
  • no se puede llorar para aprender
  • se deben respetar los ritmos individuales sin presiones y sin meter prisa
  • no se obliga a hacer nada que no se quiera hacer

Yo muero de pena cada vez que veo a niños llorando desconsolados en clases de natación o cuando veo monitores de natación que los tiran al agua a la fuerza aunque tengan miedo. Sinceramente no me parece una forma adecuada de aprender y desde luego no lo quiero para mis hijas.

[Tweet “Es posible aprender a nadar sin llorar, sin miedos, ni traumas.”]

Y ahora si te apetece, te cuento cómo ha aprendido a nadar cada una:

Mi hija mayor (Pilar, 8 años)
  • Empezó con clases de matronatación a los 6-7 meses
  • Adoraba ir a natación así que cuando terminó la matronatación se apuntó a las clases normales de natación infantil (con dos años)
  • Nunca ha tenido miedo al agua, de hecho, bañarse siempre ha sido un juego para ella
  • Prefería bañarse en la piscina de mayores aunque se cansara y aunque no supiera nadar bien
  • Aprendió a nadar sola sin ayuda (ni manguitos, ni corchos, ni churros…nada) a los tres años y medio
Mi hija menor (Alejandra, cuatro años)
  • Nunca ha ido a clases de natación
  • Le gustaba bañarse pero sólo con gente conocida y no le gustaba meter la cabeza debajo del agua hasta los dos años
  • Se bañaba con manguitos y se lo pasaba pipa hasta que un día decidió que no los necesitaba más
  • Prefería bañarse en la piscina pequeña (donde tocaba pie) y jugar allí con cacharritos o bucear “de mentira”
  • Aprendió a nadar sola  sin ayuda (ni manguitos, ni corchos, ni churros…nada) a los tres años y medio

Seguramente será casualidad pero mis hijas aprendieron a nadar exactamente a la misma edad con métodos completamente diferentes.

En mi caso, creo que la clave ha sido conocer a mis hijas, adaptarme a sus gustos y preferencias y tener paciencia para esperar “su momento”.

¿Y tus hijos cómo han aprendido a nadar?

 

Imagen gracias a http://www.freedigitalphotos.net

2014-08-19T17:26:48+00:00 11 Comments

11 Comments

  1. Ana Munilla de Miguel agosto 19, 2014 at 8:52 pm - Reply

    En mi caso mis hijos son una niña de 4 y un niño de 1. No me canso de repetir q no pueden ser mas diferentes. Laura se asemeja mucho con el metodo q has utilizado con la mayor. Aprendió con 3 años y medio, y Jorge aun no se como le va a ir.

    • Pilar Martinez agosto 22, 2014 at 11:45 am - Reply

      Hola Ana,
      pues le irá genial seguro! cuando tienes la paciencia de respetar sus tiempos, los niños responden fenomenal 😉
      Y oye! nuestras mayores aprendieron a la misma edad jaja
      Un besazo y gracias por comentar!

  2. Sonia agosto 19, 2014 at 10:07 pm - Reply

    Todavía no sé como sera con mi peque, porque tiene 16 meses, por el momento le gusta el agua y pienso respetar sus ritmos, porque yo aprendí a nadar con 12 años, después de ir a natación y que nos obligasen a tirarnos donde mas cubría. Un día me escapé descalza y en bañador a mi casa y no quise saber nada mas de la piscina hasta que mis amigas empezaron a ir solas. A mi tb me cabrea mucho ver a los niños pasarlo mal cuando les hacen eso, me dan ganas de coger al monitor y tirarlo.

    • Pilar Martinez agosto 22, 2014 at 11:47 am - Reply

      Ay Sonia, qué horror!!!! lo tuviste que pasar tan mal!
      Es que no puedo entender que la gente piense que ese es un método válido para aprender!!! si los pobres niños están muertos de miedo! y con razón! no olvidemos que su instinto les dice que en el agua pueden ahogarse y morir.
      Y tu niño aprenderá seguro! tranquilamente, sin presiones y jugando 😉
      Un besazo y gracias por contarnos tu experiencia

  3. María José agosto 20, 2014 at 1:06 pm - Reply

    Me emocioné al leer las edades actuales de tus hijas. Te sigo hace tanto tiempo! Saludos desde Chile!!!

    • Pilar Martinez agosto 22, 2014 at 11:48 am - Reply

      jajaja sí María José! crecen taaaan rápido!!
      Un besazo desde España <3 <3

  4. Silvia agosto 20, 2014 at 2:32 pm - Reply

    Mi niña se parece a tu hija pequeña. Tiene 16 meses y el agua en la cabeza es algo que no soporta, no puede con ello! Así que, poco a poco y con mucha paciencia, estamos intentando que le pierda ese miedo al agua.
    Pero si, la piscina pequeña, justo aquella zona donde sólo le cubren los pies, esa es su favorita! jajaj

    http://estrenandovidas.blogspot.com.es/

    • Pilar Martinez agosto 22, 2014 at 11:51 am - Reply

      Hola Silvia,
      es algo muy normal! yo conozco muchos bebés así, que no les gusta meter la cabeza en el agua.
      Mi peque se pasaba horas y horas en la piscina pequeñita jugando con los cacharritos de plástico, haciendo cafés y comiditas de mentira y así poco a poco se fue soltando (y cuando digo horas y horas es literal, porque el agua de la piscina está muy calentita y nunca teníamos prisa por salir del agua jaja)
      Lo importante es que jueguen y se diviertan ¿qué más da que aprendan seis meses antes o seis meses después?
      Un besazo y gracias por comentar!

  5. María Heralta agosto 20, 2014 at 9:19 pm - Reply

    ¡¡Hola Pilar!!

    Al mío no le hace mucha gracia la piscina, le gusta más ir donde las primas que tienen una pequeñita donde hace pie, porque en la grande por mucho que le cojas y no le sueltes, no le gusta nada. Los manguitos tampoco le gustan, así que aprenderá cuando realmente quiera, sin presiones.

    A mi tampoco me gusta eso de tirar a los niños al agua cuando ellos no quieren, serán pequeños, pero también hay que respetar sus decisiones, a mi no me gustaría que me lo hicieran 😉

    ¡¡Feliz semana!!

    • Pilar Martinez agosto 22, 2014 at 11:53 am - Reply

      Hola María!
      Claro guapa! aprenderá cuando él quiera sin agobios! es normal que prefiera tocar pie, le da más seguridad y puede jugar a más cosas…y si además está con sus primas ¡imagínate! jaja

      Seguro que dentro de poco me estarás contando que se ha soltado a nadar solito, ya verás 😉
      Un besazo y gracias por comentar!

  6. Namarye agosto 25, 2014 at 8:23 am - Reply

    Yo tengo ahora tres peques la mayor de 7 años esta en proceso de aprender a nadar va a clases de natacion y le encantan luego sigue mi chiquillo con 4 años el cual si le tiene un poco de temor al agua tambien va a clases de natacion pero cuando ve que el instructor los lanza el agua se sale despavorido y aunque el instructor me dice que deje de ser sobreprotectora con el yo le digo que no tenemos prisa que asi se aviente tres temporadas si el no quiere que lo lancen no lo van a lanzar y finalmente mi nena de 1 añito ella solita se lanza a la alberca le encanta el agua pero no sumergirse, creo que aprendera mas pronto que sus hermanos. Me encanta tu blog.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies