Cartel_meritene

Cuando piensas que no puede haber nada peor que los anuncios de Pediasure para niños que «dejan parte de su comida en el plato», cuando crees que ya lo has visto todo y que nada puede sorprenderte, llega un nuevo iluminado y produce la siguiente barbaridad.

Dice el nuevo anuncio de Meritene Junior (como homenaje a las madres malas) «Si algún día tu hijo te dice que eres una madre mala, es que eres muy buena» y todo esto mientras se ve a una mujer con cara de mala leche obligando a comer brócoli a un niño.

Una madre que no está comiendo con el niño, sólo está sentada mirando fijamente a este niño y que además le dice con un tono bastante agresivo «no me pienso mover de aquí hasta que no te lo comas».

De verdad que el anuncio no hay por donde cogerlo y voy a intentar explicarte por qué.

No se debe obligar a comer

En todos los libros sobre crianza se dice de forma tajante que no hay que obligar a comer a los niños.

¡En todos! incluso en los más conductistas parece que este tema está claro, sin embargo muchos padres siguen pensando que si no obligan a comer a sus hijos, éstos se pondrán enfermos y estarán desnutridos.

Lo cierto es que los niños tiene una capacidad innata de autorregulación (que muchos adultos hemos olvidado por cierto) y comen lo que necesitan, si les dejamos y no les achuchamos para que se coman el brócoli. Si te interesa saber más sobre este tema, te invito a leer este artículo del psicólogo ramón Soler, este del gran Julio Basulto  y este estudio (en inglés).

Citando al genial nutricionista Juan Revenga en este post del blog Marujismo, «Los niños malcomedores no existen» así que no hay que darle más vueltas, no se debe obligar a comer a un niño.

[Tweet «Nunca se debe obligar a comer a un niño»]

Tu hijo se merece respeto

Al menos el mismo respeto que le darías a cualquier adulto.

¿Le dirías a tu marido «no me voy a mover de aquí hasta que te comas el plato»? ¿no verdad? ¿pues entonces por qué pensamos que podemos decírselo a un niño? ¿tiene menos derecho a que le respetemos por ser más pequeño? ¿el respeto se gana con la altura?

Y no me vale como excusa que le estamos enseñando a comer, porque en esta situación lo único que le estaríamos enseñando es a obedecer, a olvidar sus propios gustos personales por agradar a otras personas, a no escuchar su mensaje interior por cumplir nuestras expectativas.

Si queremos enseñar a comer saludablemente a un niño debemos empezar por comer nosotros de forma saludable porque los niños hacen lo que ven.

Te invito a leer este relato tan gráfico que copié de una compañera de foro allá por el 2009, donde se puede entender perfectamente lo que sufre un niño al que le obligan a comer.

¿El brócoli se come?

En serio…si a mi me dicen que no muevo hasta que no me coma el brócoli me saldrán raíces porque ODIO el brócoli.

Vale que hay que intentar comer de todo y que la alimentación sea sana y equilibrada, pero poner de comer cosas que no nos gustan ya es masoquismo puro.

Si al niño no le gusta el brócoli no se lo pongas, de verdad, no hay ninguna necesidad de sufrir por la comida. Hay miles de alternativas saludables que podemos utilizar para que nuestros hijos coman verdura y no tiene ningún sentido organizar una batalla campal cada vez que toca comer.

Juntos es mejor

¿Por qué el niño come sólo? ¿por qué su madre no está comiendo con él?

Los niños que comen en familia comen mejor, ojo que comer mejor no significa comer más cantidad, pero sí más variado y sobretodo están más contentos de compartir ese rato familiar.

Además se ha visto que los bebés que comparten la mesa familiar tienen menos reticencias a probar nuevos alimentos por lo que son todo ventajas.

En mi opinión, las comidas familiares pueden ser una oportunidad fantástica para estrechar los lazos familiares y para evitar que la comida se convierta en un conflicto.

¿Aprender a comer con batidos?

Nada más que añadir al tuit de Julio Basulto.  Si lo que pretendemos es enseñar a comer de forma saludable a nuestros hijos ya podemos ir olvidando los batidos y suplementos porque no son más que sustitutos de la comida (y yo lo que quiero que coman mis hijas, es comida).

Madres buenas VS madres malas

Ya lo que faltaba…ahora vamos a enfrentar a las madres y a hacer que todavía se sientan más culpables por todo.

¡Venga ya señores de Nestlé! esta vez se han lucido.

Y para terminar, si todavía no te he convencido, ahora vas a flipar con el anuncio de marras:

No te cortes y dame tu opinión ¿qué te ha parecido el anuncio?