¿Qué hacer si tu hijo no aprende al ritmo que los demás a leer y escribir?

isis-lugo- polaroidHoy te traigo una autora invitada a Isis Lugo, maestra de Educación Especial experta en acompañar de manera respetuosa el proceso de aprendizaje de la lectura y escritura en niños. Su misión es asesorar a madres, padres y maestros para que puedan apoyar de la mejor manera a sus pequeños por medio de artículos, cursos y asesorías personalizadas. Su blog es: www.todolectoescritura.com

Isis va a ofrecer una charla gratuita para ayudar a los papás que desean enseñar a leer y escribir a sus hijos de forma respetuosa. Así que ¡no dudes en apuntarte!

charla ayuda a tu niño

Hoy te ofrece consejos para ayudar a tu hijo si no lleva el mismo ritmo de sus compañeros de clase a la hora de aprender a leer ay a escribir.

¿Qué hacer si tu hijo no aprende al ritmo que los demás a leer y escribir?

Los seres humanos somos muy diferentes entre nosotros. Crecemos a diferentes alturas, nos alimentamos distinto y aprendemos a ritmos individualizados. Esta diversidad enriquece a la sociedad, pero cuando se trata de los niños en la escuela, se toma muy diferente.

Muchas veces he escuchado a padres quejarse amargamente de las críticas del maestro o de otros papás acerca del ritmo de aprendizaje de su hijo, ya sea porque es más lento o porque es mucho más rápido que el de los demás. Manejar esta situación llega a estresar a las familias de tal manera que se les hace muy difícil manejar la situación.

Para entender esto, analicemos lo que se vive dentro del salón de clases o en cualquier grupo de niños.

Siempre hay pequeños que sobresalen en su aprovechamiento y otros que van por debajo de la media, es fácil identificarlos porque inconscientemente clasificamos a las personas según el nivel de manejo de la habilidad que se requiera.

El que los niños estén por debajo de lo que se espera, no siempre se debe a su capacidad cognitiva, la mayoría de las veces es el ritmo de aprendizaje que manejan. Esto no quiere decir que cuando un niño aprende más lento que otro es menos inteligente, sólo es que aprende a un ritmo diferente.

[pullquote]

Esto no quiere decir que cuando un niño aprende más lento que otro es menos inteligente, sólo es que aprende a un ritmo diferente.

[/pullquote]

Esta sola idea de percibir la forma en que aprenden los niños, cambia la forma en que piensas en que se da el aprendizaje.

Como es de esperarse, las comparaciones con compañeros, las bajas calificaciones o que no aprende a leer como todos los demás, pueden hacernos pensar que hay un problema en la capacidad para aprender de nuestros niños, pero no siempre es así.

Si tu hijo no aprende al ritmo de los demás, te propongo revisar los siguientes 5 aspectos antes de pensar en que tiene un trastorno del aprendizaje:

1. ¿Necesita lentes o aparatos auditivos?

Si tu hijo se queja que le duele la cabeza muy seguido, hace los ojos pequeños al tratar de ver de lejos o acerca demasiado las cosas para mirarlas, puede necesitar lentes.
En cambio, si es distraído, no hace caso cuando le hablan o le cuesta reconocer de dónde provienen ciertos sonidos, tal vez necesite aparatos auditivos.

Muchos problemas en el aprendizaje de la lectura y escritura se debe a que no nos damos cuenta que el niño necesita estos apoyos para percibir correctamente los estímulos del mundo.

2. El método por el cuál le están enseñando corresponde a su forma de aprender

Cuando el niño aprende mejor haciendo y se le enseña mediante un método que requiere utilizar más el canal auditivo, tendremos un problema. Hay que conocer muy bien al pequeño para saber cuál es el método más adecuado para enseñarle a leer y escribir, porque por más que lo intentemos, si no se le enseña de la forma en que aprende, tardará más en asimilar los conocimientos.

3. Es lo suficientemente maduro para lo que se le está tratando de enseñar

La madurez tiene que ver con sus capacidades físicas, la edad y las experiencias previas. Tal vez el niño no se ha desarrollado como se esperaba o le cuesta tomar el lápiz, hay que centrarnos en las habilidades motrices antes de forzarlo a escribir.

4. Tiene las habilidades previas a la lectoescritura

Aunado a lo anterior, cuando tu hijo carece del manejo óptimo de las habilidades de asociar, clasificar, denominar o selección que son previas al aprendizaje de la lectoescritura, tendrá problemas para aprender a un ritmo constante, pues se le exige más de lo que puede dar.

5. Su entorno favorece el aprendizaje o lo limita

Su casa es el primer entorno de aprendizaje, debe haber muchos estímulos lectores y escritores, si se carece de esto, estamos limitando al niño en las oportunidades que tiene para aprender la lectoescritura. Es muy importante que como papás, aprendamos a acompañar respetuosamente el proceso de aprendizaje para que todo se lleve de la mejor manera.

Si quieres saber más sobre cómo acompañar de manera respetuosa el aprendizaje de la lectura y escritura de tus niños, te invito a que formes parte de la comunidad de padres y maestros interesados en el tema. Lo único que tienes que hacer es registrar tu correo en www.todolectoescritura.com y automáticamente estarás participando en el MINI CURSO GRATUITO “¿Cómo aprenden a leer y escribir los niños? El paso a paso del aprendizaje de la lectoescritura”

como aprender a leer y escribir los niños

Te espero en Todo Lectoescritura, si tienes alguna consulta o duda, puedes escribir a todolectoescritura@gmail.com

 

2014-06-30T09:00:01+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies