Pediatra entrometido: "A los hombres nos gustan las mujeres con los pechos firmes"

Hoy quiero copiaros un testimonio que recibí hace unas semanas en mi correo electrónico.

Normalmente suelo recibir muchos e-mails de madres que se quejan de las recomendaciones de sus pediatras o de la atención que reciben de otros pediatras en urgencias (relacionado con la lactancia materna), pero este caso me ha parecido tan poco respetuoso que he querido ponerlo en conocimiento de todo el mundo (con el permiso de la autora por supuesto).


Hace ya algunos meses publiqué mi artículo “Los pediatras deberían ser asesores de lactancia” que provocó algún revuelo en la blogosfera maternal…pediatras blogueros incluidos. No pretendo con esto crear ningún tipo de polémica (todo el que conoce personalmente sabe que huyo de las polémicas como de la peste), pero sin embargo, considero que es mi obligación informar a las madres que dan el pecho de los posibles problemas con los que se pueden encontrar…y uno de ellos (desgraciadamente) es el de los pediatras poco informados y llenos de prejuicios sobre lactancia materna.

El testimonio es de una mamá de mellizos  a los que amamantó desde que nacieron y que estaba muy informada y convencida de su decisión…y aun así, un pediatra la hizo dudar y sentirse mal.

Aqui tenéis su mensaje:

Yo ya soy veterana, tengo un hijo de 31 años y ahora mellizos de 5 a los que sigo amamantando, bueno, ellos solos se sirven.

He tenido una lactancia maravillosa, un poco dura las primeras semanas, que fueron agotadoras, sobre todo por las noches, pero muy satisfactoria.

Me he suscrito a tu blog porque me interesa mucho el tema y también he tenido que oír de todo y sigo oyendo muchas tonterías, pero a estas alturas no me afecta en absoluto.

Mi anécdota me sucedió en el Hospital Provincial donde fui a puerta de urgencias para realizar un análisis de orina (tarea ardua con una niña pequeña que no quiere orinar cuando se supone que tienes que llevar la muestra al laboratorio).

Pues el pediatra de guardia, un señor que ya peinaba muchas canas se me descolgó diciendo que después de la barbaridad que acababa de escuchar (la niña seguía mamando a los 2 años) yo tenía que escucharlo a él.

Me callé por respeto a un familiar que trabajaba allí y me acompañaba, y empezó diciendo que a los hombres les gustaban sus mujeres con los pechos firmes y turgentes (me quedé anonadada, no podía reaccionar); siguió con que nos equivocábamos, que la leche ya no tenía propiedades.

Que cuando fuera mayor, a mi hija le gustaría que la confundieran con mi hermana (yo tenía entonces 49 años, bien conservados, pero dos y dos son cuatro). En fin, el cúmulo de despropósitos que siguió te lo puedes imaginar. Desde pronosticarme una descalcificación espantosa hasta una vejez terrible y reiterarme que me equivocaba de la misa a la media.

Cuando acabó le expliqué, supongo que sin éxito, que me había informado bien al respecto y que le diera el pecho o no a mi hija no iba a cambiar que seguramente me confundirían con su abuela antes que su madre o hermana.

En fin, que salí de allí indignada.

Aún así,cuando llegué a casa, volví a bucear en internet, en la OMS, sobre descalcificación y lactancia prolongada. Y claro, encontré de nuevo lo que ya había leído antes, pero me quedé más tranquila. Pero también estaba indignada y escandalizada pensando que si el sermón que me echó a mi se lo dirige a una mujer primeriza, joven e inexperta………….. que sigue sus consejos al pie de la letra, no quiero imaginar el impacto en esa persona que piensa que está haciendo algo grande por su hijo y resulta que el “médico pediatra” le informa de su craso error.

Efectivamente, tal y como dice esta mamá ¿qué pasa con las mujeres más jovenes o las primerizas o simplemente las mamás que confían en los profesionales sanitarios?

Yo misma confiaba a pies juntillas de lo que me decían los médicos hasta hace algunos años. Por algo ellos eran médicos y yo no ¿verdad?

Sin embargo, con el tiempo, mi experiencia como asesora de lactancia y mi relación con las madres lactantes, me he dado cuenta de que un médico no tiene por qué saber de todo. De hecho, sólo los pediatras realmente interesados en mejorar su formación y aprender cosas nuevas, están bien informados sobre lactancia materna.

No digo que debamos de poner en duda todo lo que nos diga un pediatra ni mucho menos…pero sí que debemos tener las ideas claras y no dar por bueno todo lo que nos diga una persona sólo por llevar una bata blanca.

Este pediatra del testimonio, no sólo estaba mal informado sobre lactancia materna (ya que tanto al OMS como la Asociación Española de Pediatría recomiendan dar el pecho al menos hasta los dos años y una vez alcanzado este tiempo, hasta que la mamá y el bebé lo deseen) sino que además utilizó un mito falso para ridiculizar a esta madre. Los pechos no se caen más por amamantar, es el cambio de peso, el cambio hormonal del embarazo y la edad lo que puede provocar la caida del pecho.

¿Y vosotros? ¿habéis tenido buenas o malas experiencias con vuestros pediatras?

2013-01-09T10:30:15+00:00 14 Comments

14 Comments

  1. oscarguirado enero 9, 2013 at 2:09 pm - Reply

    Como en todas las profesiones, hay buenos y no tan buenos pediatras. Es de agradecer que estén informados, que sean personas que disfrutan de su profesión y que, por tanto, sigan informados, formados, y abiertos a aprender de manera continua. Y los clientes debemos aprender a escuchar a los profesionales de manera que su opinión sea válida y "amplíe" nuestras opciones, nunca que nos limite. Yo soy el propietario de mi vida, y una madre lactante lo es de su cuerpo y tiene todo el derecho del mundo a estar informada y decidir. Me alegro de que hayas compartido el testimonio de esta mujer (y que ella te haya autorizado) ya que creo que será beneficioso para muchas mujeres (directamente para algunas e indirectamente, gracias a pediatras profesionales bien informados que transmitirán información más válida a las mamás de esos peques que son sus clientes).
    Esto me ha hecho pensar en un experimento psicológico que se hizo ya hace algunas décadas sobre el "poder" de las batas blancas de experto. Os dejo el link http://www.youtube.com/watch?v=uVm1ta4lLRw

    *** Post forbidden. Contains links. Request number b754986850b3eeabb89ab661b9a7b95d. Automoderator cleantalk.ru. ***

    • Pilar Martinez enero 12, 2013 at 2:06 am - Reply

      Hola Oscar Guirado,
      el experimento de Milgram es tan horrible…y tan verdadero. Se sigue haciendo en la actualidad y sigue saliendo el mismo resultado…
      En fin, mi intención al copiar el testimonio de esta mamá era justamente el que tù has comentado, que otras mamás puedan leerlo y comprender que los médicos son personas y como tales también pueden equivocarse y que algún pediatra lo lea y haga examen de conciencia.
      Gracias por comentar y un abrazo!

  2. Somos Múltipl enero 9, 2013 at 3:01 pm - Reply

    Guau, es lo más machista, insultante y surrealista que he escuchado en mucho tiempo, ¡Qué barbaridad! Yo hubiese puesto una queja contra el pediatra por idiota, la verdad. No sólo no tiene ni idea de lactancia sino que encima parece un tipo arrogante, superficial y con ideas completamente trasnochadas. Me cuesta creer que algo así haya pasado en estos tiempos.

    *** Service suspended. Check connection status at control panel. Request number 87928310fe89a1d20fcc79aeb23ecd9c. Automoderator cleantalk.ru. ***

    • Pilar Martinez enero 12, 2013 at 2:07 am - Reply

      Hola Somos Multiples,
      pues aunque no lo creas es real. Cuando la mamá me mandó el correo me quedé casi paralizada…y ella misma me dijo que me quería dar un testimonio que ayudara a otras madres a ver que se pueden encontrar con pediatras muy pero que muy mal informados (y maleducados todo sea dicho).
      Gracias por comentar guapa!

  3. Zulema enero 9, 2013 at 3:07 pm - Reply

    iQué pasada! Desde luego que hay cosas que no pueden tolerarse. si no conocen algo mejor que se callen a que expongan su ideología o sustos sobre las mujeres que para nada nos interesan

    *** Service suspended. Check connection status at control panel. Request number 12d07db47293a75f8870b7d4ac8e76a5. Automoderator cleantalk.ru. ***

    • Pilar Martinez enero 12, 2013 at 2:08 am - Reply

      Hola Zulema,
      exacto…si esas es su opinión, de acuerdo, pero no es necesario decirlo y además con prepotencia…
      Un abrazo hermosa!!

  4. Tahilandé enero 9, 2013 at 6:08 pm - Reply

    Que horror!!! es lamentable escuchar opiniones tan machistas y de parte de un pediatra más aún. Gracias a Dios existen páginas como esta que nos informan y orientan sobre lactancia. Arriba la lactancia materna!!!! Es lo mejor para nuestros hijos.

    • Pilar Martinez enero 12, 2013 at 2:09 am - Reply

      Hola Thailandé,
      Es totalmente lamentable…no podías haber escogido una palabra mejor 🙂
      UN abrazo enorme!

  5. Maria T enero 9, 2013 at 9:07 pm - Reply

    Totalmente indignada!!!!
    Igual que el doctor que le recomendaba a la mamá una cesarea porque asi no perdia lo "apretado de la vagina" ….un insulto!
    En mi opinión eso llega a ser acoso sexual, porque todo se refiere a lo apetitosa que "debe" ser la mujer para ellos que son profesionales de la salud y jamás deben referirse en esos términos con sus pacientes.
    Yo hubiese puesto una queja formal ante el director del hospital.

    • Pilar Martinez enero 12, 2013 at 2:12 am - Reply

      Hola Maria T,
      ¿qué dices?? eso es casi peor porque en el ginecólogo estamos ahí expuestas…desnudas…qué horror!
      Creo que la mamá no puso ninguna queja…y también es comprensible, estando en urgencias, con la niña mala, nerviosa…
      En fin, entre todas debemos intentar que todo esto cambie…poco a poco.
      Un abrazo!

  6. M.Carmen enero 11, 2013 at 11:46 pm - Reply

    Hola a tod@s, me parece que todas las mamás que amamantamos hemos sufrido a algún pediatra incompetente y el caso que se cuenta en el artículo es vergonzoso que siga sucediendo. Esta es mi experiencia. El primer pediatra que nos atendió me indicó el horario de las tomas, cuando hasta la leche de fórmula debe darse a demanda. Recalcando, además, que no fuera por ahí como las gitanas con la teta fuera todo el tiempo. Menos mal que tenía muy claro lo que quería. Aún así, gracias que me regalaron Un regalo para toda la vida y AGRADEZCO también toda la información disponible en Internet. Como no he conocido ningún pediatra prolactancia, a pesar de los 4 que llevo tratados, les consulto por las vacunas, revisiones y enfermedades concretas. Por lo que a la alimentacion, sueño y, en definitiva, crianza se refiere ya nos apañamos nosotros, no hace falta visitarles. Ojalá se actualicen algún día, ya que ellos con sus indicaciones podrían facilitar una mejor crianza a los niños.

    • Pilar Martinez enero 12, 2013 at 2:31 am - Reply

      Hola M Carmen,
      En teoría todos los pediatras son prolactancia (nunca podrían decir lo contrario!) lo que pasa es que a veces no están actualizados ni bien formados y pasa lo que pasa…
      También los hay muy, muy formados sobre lactancia, inlcuso hay muchos pediatras IBCLC pero la verdad es que son los menos.

      Y te doy la razón en que los temas de crianza son responsabilidad de los padres no de los médicos ni enfermeras. Yo no les pido opinión ni dejo que opinen 🙂
      Un abrazo y gracias por comentar!

  7. Merce Montejo enero 17, 2013 at 4:30 pm - Reply

    Mi primera en la frente también fue con mi pediatra. A la semana/diez días de dar a luz a mi hijo, fui a una revisión. Él me dijo que le diera el pecho cada x horas, yo le dije que se lo estaba dando a demanda, él me dijo que dar el pecho a demanda era un error y que encontes yo acabaría en el psiquiatra.

    En el psiquiatra, sí… Aún me estoy "riendo".

    Me cambié de pediatra para no tener que seguir escuchando más sandeces por su parte. Por suerte me pilló a mí, que andaba bastante informada sobre la lactancia. La desgracia es que esa bobada se lo dirá a otra y desgraciadamente se lo creerá, porque confiará en su pediatra, como debería de ser…

    Creo que "el sistema" falla porque muchos profesionales no andan muy bien informados sobre la lactancia materna… y a mí, personalmente, me parecen monos con pistolas: peligrosísimos. Sientan cátedra con madres vulnerables, reciñen paridas y algunas muy desorientadas.. Y hacen caso, con razón, del profesional que les ha tocado…

    • Pilar Martinez enero 20, 2013 at 2:15 am - Reply

      Hola Merce!
      vaya…pues somos muchas las que tendríamos que haber visitado el psiquiatra 🙂
      Tienes toda la razón, muchos pediatras estan muy poco informados sobre lactancia materna y eso es muy pero que muy peligroso…
      Un abrazo y gracias por comentar!

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies