La crianza con apego diez años después

crianza-apego_10añosdespues

Muchas veces he contado que cuando nació mi hija mayor todo mi mundo se puso del revés.

Nunca había escuchado los términos tan conocidos ahora: crianza con apego, colecho, crianza consciente, etc. de hecho, mi idea de crianza era bastante opuesta a la que tengo ahora, así que os podéis imaginar que mi golpe de realidad fue bastante brutal.

Mi hija no era un bebé peluche (comer y dormir) como yo me esperaba y gracias a ella, tuve que replantearme mis creencias, leer, aprender, leer más, seguir aprendiendo, leer más todavía y ser consciente de que esto es un aprendizaje continuo que no acaba nunca y de que es maravilloso que sea así.

Antes de ser madre pensaba que sabía mucho de niños e incluso me atrevía a opinar (lo siento por los que tuvieron que aguantar mis teorías), después de ser madre me di cuenta de que no sabía nada.

Y ahí estaba yo, con mi bebé preciosa que dormía poco, lloraba mucho y mamaba muchísimo también.




Con el tiempo fuimos encontrando nuestro equilibrio, yo fui sintiéndome más segura de mi misma, conforme iba aprendiendo más cosas tenía que replantearme cosas nuevas, pero lo que estaba clarísimo tanto para mi como para mi marido es que nuestra hija iba a criarse con apego.

Y ahora que mi hija mayor ya tiene diez años y mi hija pequeña cumplirá 6 en pocas semanas, creo que es un momento perfecto para hacer balance.

Las profecías no se cumplieron

dedo_acusador

“No duermas con tu bebé o nunca saldrá de tu cama”

“Desteta a tu hijo o tomará pecho hasta que vaya a la universidad”

“Si no le dejas llorar será un malcriado”

“No lo cojas mucho en brazos que se acostumbra”

“Ignora sus rabietas para que no te tome el pelo”

“Tiene que estar solo para que sea más independiente”

“Hay que castigar a los niños para que cumplan las normas”

” Dale un cachete para que sepa quién manda en casa”

¿Sabes qué? todo mentira.

Mis hijas ya no toman pecho ninguna de las dos, no me piden estar en brazos, cumplen las normas y son personas sanas, equilibradas, respetuosas y maravillosas.

Y no hemos necesitado ni dejarlas llorar ni darles ningún cachete.

Y las hemos cogido en brazos todo lo que hemos querido (más bien, todo lo que nos han dejado).

Y hemos dormido con ellas hasta que ellas han querido marcharse (de hecho, mi hija pequeña aún duerme conmigo y yo encantada).

Y nunca les hemos dado un cachete.

Los niños criados con apego NO son más dependientes

Niñas_felices_campo

Más bien todo lo contrario.

Las investigaciones demuestran que si el sistema de respuesta al estrés tiende a reaccionar en exceso (bebés que lloran solos en la cuna, separaciones tempranas entre el bebé y su figura de apego, niños ignorados en sus rabietas durante horas, etc.) el niño tendrá mucha más tendencia a sufrir depresión, ansiedad o comportamiento agresivo en la edad adulta. Sin embargo una persona que ha desarrollado sistemas de regulación de la tensión gracias a un apego seguro en la infancia, es capaz de pensar bajo presión y de superar los problemas de la vida saliendo reforzados (J. Bowly, El apego y la pérdida).

Es decir…la crianza con apego no evita los golpes que te va a dar la vida, pero sí te da herramientas para superarlos.

[Tweet “La crianza con apego no evita los golpes de la vida, pero sí te da herramientas para superarlos.”]

En palabras del psicólogo Alberto Soler “Si queremos lograr adultos maduros e independientes tenemos que empezar desde el momento cero, fomentando la creación de un apego seguro desde el cual nuestros hijos se lancen a la aventura de explorar el mundo. El desarrollo de este apego seguro es una forma estupenda de favorecer una elevada autoestima, independencia y buena salud mental en la edad adulta.”

Y es que la evidencia científica dice lo contrario de lo que cuenta la vecina del quinto.

En estudios con adolescentes se ha visto que los que han crecido con apego seguro y en un entorno amoroso, tienen menos ansiedad, sentimientos de rencor hacia los padres y al contrario de lo que podría pensarse, son más independientes emocionalmente (para más información puedes consultar la Tesis Doctoral del psicólogo Franciso Sanchís “Apego, acontecimientos vitales y depresión en una muestra de adolescentes“).

Mis hijas son muy maduras (algo que nos dicen sus profesores constantemente), respetuosas, independientes, piden ayuda cuando la necesitan y muy autónomas para su edad.

Muchas veces me dicen que tengo mucha suerte con ellas y en parte es cierto, porque son fantásticas y soy muy afortunada de ser su madre, pero la forma en la que son criadas tiene mucho que ver en esto.

Los niños criados con apego SI tienen límites

no_saltar

Mucha gente confunde criar de forma respetuosa con la ausencia de normas y límites y es una gran equivocación.

En mi casa hay normas, algunas iguales que en otras casas y otras diferentes, pero hay normas. Porque vivir en sociedad significa saber respetar las normas que nos ayudan a convivir sin molestar a los demás.

La diferencia es que yo les explico las normas a mis hijas de forma respetuosa y las veces que sean necesarias, en lugar de tomar el camino (fácil) del castigo o la represión.

Nosotros (mi marido y yo) entendemos que las normas son para todos y que la mejor forma de explicar algo es con el ejemplo. No entendemos el doble rasero con el que funcionan muchos adultos: yo puedo pegar pero tú no, yo puedo comer basura pero tú debes comer verdura, yo puedo gritar pero tú debes hablarme con respeto…

En definitiva, estoy/estamos orgullosos de nuestras hijas y de la crianza que estamos viviendo. Ver que nuestras hijas son personas maravillosas que van creciendo con una salud emocional fuerte, con una actitud positiva frente a la vida, que son valientes, seguras y autónomas, nos hace muy felices y nos reafirma a continuar con nuestra manera de criar.


Este blog ha sido nominado para los premios Madresfera en la Categoría de Crianza ¿me das tu voto para ayudarme a ser finalista?

¡Mil gracias!

Boton_premios madresfera

2016-01-14T10:00:00+00:00 59 Comments

59 Comments

  1. Madre y Blogger enero 14, 2016 at 4:53 pm - Reply

    ¡Qué bonita visión sobre la maternidad! Totalmente de acuerdo contigo en que hay que educar con el ejemplo.

    • Pilar Martinez enero 15, 2016 at 9:06 am - Reply

      Gracias!
      Para mi es la única forma de explicar las cosas con contundencia.
      Un abrazo y gracias por tu comentario!

  2. Angela enero 14, 2016 at 5:01 pm - Reply

    Hola! Me siento completamente identificada con este post. Me alegra saber que después de 10 años todo ha evolucionado también. Gracias por compartirlo ☺

    • Angela enero 14, 2016 at 5:02 pm - Reply

      quería decir tan bien ☺

      • Pilar Martinez enero 15, 2016 at 9:07 am - Reply

        He querido escribirlo precisamente para ayudar a las madres de bebés o niños más pequeños que tienen tantas dudas (y que seguro que reciben mil críticas).
        Un abrazo y gracias por el comentario!
        Pilar

  3. Alicia Casero enero 14, 2016 at 9:38 pm - Reply

    Me siento totalmente identificada.yo antes de ser madre tenía también otras ideas,y desde que nació Diego me volví de crianza con apego,colecho y mi hijo sigue tomando pecho con 30 meses. Muchas cosas son puro instinto, y las empiezas a hacer por pura supervivencia,lo de dormir todos juntos por ejemplo,pero como casi todo el mundo te dice lo contrario,tienes que leer mucho para afianzarte, yo me compre todos los de carlos gonzalez,jejejeje.Me cansa oír las criticas de alrededor (que pena que ya no andes por la ofi para hacer fuerza,pena para mi porque tu no puedes estar mejor),pero cada vez me resbalan más la verdad,porque veo que mi niño es un niño simpático,cariñoso, y bueno (lo mismonla gente te dice que que suerte lo bueno que es)y leerte me da mas convicción de que esta forma de criar es la mas beneficiosa para todos.ojo que respeto que cada uno haga lo que quiera, pero que me respeten a mi también.y lo que disfrutamos nosotros durmiendo y despertandonos a su lado no tiene precio.bueno que me encanta tu blog,pilar,muchos besos.

    • Pilar Martinez enero 15, 2016 at 9:11 am - Reply

      Mi querida Alice <3
      ¡pero qué monérrima eres!!
      Se que es duro...durísimo! y todos se empeñan en "hacerte ver" que te estás equivocando...que lo hacen por tu bien y tal y tal...pero no es verdad, lo hacen porque tú lo haces diferente y encima ¡te sale bien!!!!
      Que sí, que tienes suerte con tu niño ¡claro! pero también te lo estás currando para que tu hijo crezca sano, feliz, sintiéndose querido y con una buena autoestima.
      La buena noticia es que conforme crecen y la gente ve que tu hijo no es un delincuente, suelen dejar de criticarte tanto jaja
      Un besazo enooorrrrme!!!

  4. Bizcochos y Sancochos enero 15, 2016 at 1:25 am - Reply

    Hola! Excelente articulo. Muy parecido a mi historia; mi hija tiene un poco mas de 2 años y estamos criandola bajos estos principios de apego anteponiendo sus necesidades como niña a nuestras comodidades como adultos. Hay muchos mitos y leyendas urbanas sobre la maternidad que destruyen este regalo maravilloso para toda la familia. Un abrazo!

    • Pilar Martinez enero 15, 2016 at 9:13 am - Reply

      Todas las madres que criamos contra corriente tenemos historias parecidas ¿verdad?
      No tengas dudas, lo estás haciendo genial con tu hijo.
      Muack! y gracias por comentar!

  5. ELVIRA RAMIREZ enero 15, 2016 at 8:53 am - Reply

    Me encanta tu post. Soy madre primeriza y me alegro saber que existe esta clase de post para ayudarnos un poquito en la crianza. Quisiera que me orientaras en varias cosas, sobre todo porque tengo mellizas de un año y nueve meses. Una de ellas se muestra independiente, tranquila y acepta muchas veces lo que se le da y explica, sin embargo la otra es más inquieta pero también creo q la noto más insegura, porque hay momentos que quiere que solo la tenga cargada, y justo en momentos que necesito hacer algo distinto, porq ejemplo en mi hora de comidas, cuando sirvo algo, cuando preparo algo, también cuando necesito atender a mi otra nenita, no quiere que atienda a mi otra bebe, por celos supongo, y tiende a llorar desmedidamente, trato de consolarla pero aveces no acepta eso, y trato de distraerla; aveces también le quita las cosas a su hermanita y quiere tener justo lo que su hermana también tiene, así ella tenga lo mismo. Me dicen en casa que me está manipulando y no debo permitirlo, que no permita eso y que no la cargue y le explique que debo hacer algunas cosas y ella debe esperar abajo sin que la cargue. Me da mucha pena eso, mi esposo la otra vez al ver eso se la llevo al cuarto y procuró calmarla pero ella gritaba “mamá” mamá”, yo al otro lado se me partía el alma, no sé como hacer para que ella no llegue a eso, yo solo la trato de calmar, pero aveces cuando me dan opiniones, me pongo tensa creo y también le digo que se porte bien… 🙁 ayudenme por favor.

    • Pilar Martinez enero 15, 2016 at 9:17 am - Reply

      Hola Elvira,
      pero es que tu niña es un bebé!! si ni siquiera tiene dos años…
      El comportamiento de tu hija es completamente normal, está apegada a ti que eres su madre y quiere estar contigo y que la lleves en brazos.
      ¿Has pensado en usar un portabebés? así la puedes cargar mientras atiendes a tu otra hija o haces otras cosas (cocinar, tender la ropa, etc.)
      Hay algunos bebés que necesitan más el contacto que otros y esto no es malo. Para nada tu hija te está manipulando, ella expresa lo que necesita y lo dice claramente: MAMA.
      Mucho ánimo, se que es agotador (y más con mellizas!!) pero de verdad que vale la pena.
      Un besazo
      Pilar

  6. Marta enero 15, 2016 at 9:07 am - Reply

    Hola! Yo solo tengo una hija, ahora tiene 6 anyos y mi madre siempre me decia que me estaba equivocando asi Como la criaba yo… ella nos educo pegando, gritando y esas cosas monstruosas que se hacian antes, pero hace unos dos anyos tuvo que darme la razon y decirme que mi hija no era una malcriada, al contrario, que era una ninya super respetuosa, muy educada y muy obediente… el secreto? mucho amor, mucho apego, mucho carinyo y sobretodo, NUNCA PEGARLE!!!!! Tuve que decirle a mi madre que pegar a un crio es un delito, y que ella nos habia hecho mucho danyo, sobretodo a mi, que soy la de enmedio, y no soportaba que nadie gritase a mi hija y, muchisimo menos, que nadie le pusiera una mano encima… claro, ella ha tenido que claudicar con mis ideas, pero antes me tomo por loca!!!!! pero yo he ganado en todos los aspectos… y es que Cuando veo a mi hija y miro Como es ella, para mi es el mejor trabajo que he tenido en mi vida, os lo juro!!!!!

    • Pilar Martinez enero 15, 2016 at 9:19 am - Reply

      Me encanta tu comentario Marta!
      Es tal cual: nuestro mejor trabajo en toda la vida. El más difícil también ¿eh?? pero el más gratificante ¿a que sí?
      ¡Qué alegría que tu madre se haya dado cuenta! y qué pena habrá sentido al ver que pudo hacerlo de manera diferente 🙁
      Un abrazo y gracias por contar tu historia!

  7. Ainara enero 15, 2016 at 10:15 am - Reply

    Yo tendo dos niñas como tú, y me identifico en tu manera de criar en muchas cosas. Mi hija pequeña duerme con nosotros con dos años, pero no porque queramos o nos guste, sino porque duerme fatal y es la única manera de descansar algo.
    Sin embargo yo pongo un matiz. Creo que esa sensación hoy en día de que los niños son el centro de todo, no es buena para ellos. Yo cojo muchíiiiiiiisimo a mis hijas en brazos, las achucho, las abrazo y le doy teta a la pequeña, y a ellas por suerte les encanta. Les encanta tanto que a veces sus peticiones chocan con lo que puedo darles. Yo creo que en algún momento yo también puedo decirles que mama está cansada y necesita descansar. Que mamá tiene hambre y se quiere comer la comida caliente. Que se puede esperar para que te coja en brazos, te de teta, o te de un yogur. Yo quiero que vean que me respeto como persona, y que entiendan que el respeto a uno mismo es importante, incluso cuando se es madre. Que uno como persona puede decir no en algunos momentos. Y quiero educarlas en la paciencia también. En que a veces no puede ser lo que quieren ya, incluso cuando eso es que te coja mama o te de teta. Y que eso no les ocasione frustración. Y me parece algo complicado de conseguir a veces en este tipo de crianza.

    Yo crío con apego pero no les dejo hacer cualquier cosa, como dices. Les exijo que coman sentadas y a sus horas, y con educación, que saluden, que sean cariñosas con las personas. Que se comporten en los sitios como se debe. A mi no me vale esa justificación muchas veces de “es que son niños”. Que les pido que den un beso y dicen que no, pues nada, que no lo den, pero prefiero e intento que lo den. Porque son mis hijas pero viven en sociedad, y creo que son cosas buenas para ellas ahora y en su futuro.

    Yo creo en la crianza con apego, porque es lo que me sale natural hacer con mis hijas, pero con ciertos puntos que veo que a veces se traspasan en lo que es que ellos entiendan su interrelación con el resto de personas y de la sociedad.

    ¡Gracias por leerme!

    • Pilar Martinez enero 16, 2016 at 11:10 am - Reply

      Hola Ainara,
      Creo que estamos bastante de acuerdo. Criar con apego no significa desatendernos a nosotras mismas u olvidarnos del resto del mundo. Y desde luego no significa dejarles hacer lo que quieran, lo que significa es que dedicas mucho más tiempo y esfuerzo para que se comporten correctamente porque ellas lo quieran hacer, no por miedo al castigo (que sería mucho más rápido pero con nefastas consecuencias).
      ¡gracias por tu comentario y un abrazo!

  8. Cova enero 15, 2016 at 11:28 am - Reply

    Me ha encantado este post. Acabo de descubrirte por Tigriteando. Mi instinto también me encamina hacia este tipo de crianza aunque la fuerte personalidad de mi pequeña de 4 años a veces me haga plantearme si estoy en lo correcto y afloren costumbres y consejos que cuando los pienso en frío no me gustan nada. Así que poco a poco seguimos aprendiendo en esta tarea a veces tan difícil. Me ha animado mucho tu balance. Gracias. Me quedo por aquí.

    • Pilar Martinez enero 16, 2016 at 11:11 am - Reply

      Hola Cova!
      Bienvenida 😉
      es lógico tener dudas, sobretodo si tu hija tiene una carácter fuerte, pero a la larga verás que sólo te traerá cosas buenas.
      Y por cierto…es genial que las niñas tangan muy claras sus opiniones, es agotador…pero muy bueno para ellas jeje
      Un besazo y gracias!

      • marilina enero 16, 2016 at 1:52 pm - Reply

        Hola Pilar! Muy interesante tu blog. Aunque ya mis tres hijos son grandes (13,10 y 9) siempre me interesa buscar el porque y alguna respuesta para entender a mi hijo el único varon ,el mas chico. Mis dos primeras hijas las crié con más paciencia con más dedicación a los detalles y como si uno experimentara busque “recetas” para darle lo mejor de mi. El varon nos sorprendio su llegada y fue un poco traumatica ya que solo llevaba 6 meses de tener a mi segunda hija. Recuerdo muchas noches de dejarlo llorar en su cuna porque mi cansancio era maaas fuerte y mi agote emocional peor!!…hoy veo que es un niño muy sensible de gran corazon pero que le cuesta encontrar equilibrio a sus emociones…es impulsivo y aunque fue mejorando…También su autoestima baja no lo ayuda…estoy muy segura que fue esa crianza “pobre” que le pude dar…por cosas de la vida…ahora lo comprendo….ojala esto les sirva a futuras madres. No dejen llorando a sus hijos abrazarlo siempre cargarlo llenarlo de seguridad. Ese amor queda marcado para toda la vida.Beso

  9. Cova enero 15, 2016 at 11:33 am - Reply

    Vaya lo me deja suscribirme ?

  10. evangelina enero 15, 2016 at 1:03 pm - Reply

    muy bueno el artículo!!

  11. Mari Cruz Garrido Pascual enero 15, 2016 at 4:10 pm - Reply

    Me ha encantado tu artículo. Mi historia es pelín distinta en cuanto a que yo sí que me crié así, con muchísimo apego y es el esquema que he repetido con mis hijos, ya mayores, (16 y 12). Doy fe de que esa manera funciona en todas las direcciones. A mí me dio una infancia feliz y segura, me ha dado muchas herramientas para poder criar a mis hijos con la misma seguridad de estar haciéndolo bien. Abrazos desde Bilbao

    • Pilar Martinez enero 16, 2016 at 11:14 am - Reply

      Oh Mari Cruz!
      Tu testimonio es tan útil para nosotras!!!
      Eres una adulta a la que han criado con apego (eso si que era ir contracorriente ¿eh? bien por tus padres) y claro, este tipo de crianza te sale de dentro, sin dudas y sin necesidad de cambiar tus paradigmas.
      Me ha encantado leerte!
      Un besazo!
      Pilar

      • Mari Cruz enero 16, 2016 at 5:36 pm - Reply

        Más que ir contra corriente, mis padres eran gente del campo, con una manera de vivir tradicional y muy amorosa. Yo nací en 1969 en un pueblo de La Rioja. Nací en casa, como mis hermanas y hermano (somos cinco). Mis padres siempre cuentan que a veces se acostaban dos y amanecían siete en la cama. Nos criaron con total apego y el mismo apego lo vivíamos entre los hijos. Las hermanas dormíamos juntas en camas grandes, yo con una hermana, las otras dos en otra cama. Teníamos trasiego de camas cada dos por tres. Si mi hermano se sentía solo, se venía a una cama y éramos tres. Si una de nosotras se ponía malita o le dolía algo, a la cama “madre” (con mis padres).O tros días,íbamos a dormir con mis abuelos, que vivían con nosotros. Era simplemente una familia rural que vivía así. Recuerdo dormir en todas las camas de mi casa: con mi hermana mayor, con la segunda, con mi hermano, normalmente con mi hermana la cuarta, con mi madre y mi padre, con mis abuelos, con mi abuela cuando murió el abuelo. Todas dormíamos con la abuela para que no se sintiera sola. Recuerdo su colchón de lana, de esos que te hundías y no te podías ni mover, jjjjjjj
        Agradezco infinito esa manera “salvaje” y caótica en que vivíamos y dormíamos. Lejos de ser mala, a mí me dio siempre enorme seguridad, jamás supe lo que era tener frío ni miedo a la noche y además ese hecho te proporcionaba conversaciones maravillosas antes de dormir: con la abuela, y mis hermanas mayores hablando de sus cosas tan fascinantes como los chicos, los besos, la regla…. IMPAGABLE

        • roussz agosto 10, 2016 at 12:38 pm - Reply

          precioso 🙂 ojalá no se pierdan esas costumbres

  12. Vilma enero 15, 2016 at 6:33 pm - Reply

    Soy nueva por aquí y me pareció super interesante la información, pero tengo una duda, como manejar entonces los berrinches. Tengo un bebé de 1 año y 1 mes y una nena de 1 mes, mi bebé era super tranquilo y muy obediente, tenía sus ratos pero se podían manejar. Pero de unos dos meses para acá todo cambió, se ha vuelto muy berrinchudo y hasta nos golpea a mi esposo y a mi. No quiero ser hipócrita y confesaré que si le he dado por ahí su nalgada pero no lo quiero hacer más y estamos tratando junto con mi esposo a tenerle muchísima más paciencia. Pero ante un berrinche se lo ignora o trato de calmarlo con amor? Mi esposo hace lo primero y yo lo segundo ? Ayuda por favor.

    • Pilar Martinez enero 16, 2016 at 11:18 am - Reply

      Hola Vilma,
      no hay una fórmula secreta que sirva para todas las familias, pero yo siempre intento ponerme en su lugar y pensar “si yo estuviera llorando ¿qué me gustaría recibir? ¿indiferencia o amor?” y ahí lo veo claro.
      Yo he acompañado a mis hijas con todo el cariño que he podido en sus rabietas, a veces sólo me dejaban acompañar en la distancia porque no querían ni un abrazo ni ningún contacto físico, pero me sentaba a su lado acompañándolas.
      No les he dejado que me peguen, les he explicado que duele, que nosotros no pegamos y ellas tampoco. Como decía…las normas son para todos. No se pega significa que NADIE pega.
      Y así, con paciencia y poco a poco todo se supera.
      Ánimo guapa!!

      • Yoana julio 31, 2016 at 10:36 am - Reply

        Hola Pilar, estoy leyendo su post entre làgrimas, porque paso ahora mismo or una fase muy complicada con mi hijo. Él tiene 2anos y 7 meses, conoce y comprende bien las reglas pero nos desafia constantemente, aunque nos mantenemos firmes. Pero lo que llevo peor es que siempre intenta pegarme y ya no sé qué màs hacer para q entienda. Para empeorar, me vine pasar un mes con mi madre y ella insiste en que si no le pego él se volverà peor, etc… Así que me sorprendi devolviendole los cachetes q me daba y ahora estoy profundamente arrepentida. Sè cómo hacer para defenderme, claro (no permito que me pegue), pero él no deja de intentarlo siempre que quiere me desafiar o cuando està nervioso ?

  13. Catherine enero 15, 2016 at 9:23 pm - Reply

    En algunas cosas tienes razón pues es tu propia experiencia que afortunadamente salió todo muy bien, mi opinión y experiencia con un sólo hijo es que algunas veces fallé y algunas veces acerté y tuve sólo esa oportunidad pues es hijo único. Cada mujer es un mundo único de experiencias y depende de muchas cosas que la rodean y de todos modos no depende de nada sino que es así! Aciertos y desaciertos como todo en la vida. Gracias.

    • Pilar Martinez enero 16, 2016 at 11:19 am - Reply

      Hola Catherine,
      claro! todos nos equivocamos y yo la primera.
      Pero lo que importa es lo que has hecho en global…si en global, sueles acompañar a tu hijo y lo tratas con amor y respeto, todo estará bien (aunque algún día hayas perdido los papeles y le hayas gritado).
      Un abrazo y gracias!

  14. Luigi enero 16, 2016 at 3:03 am - Reply

    Muchas gracias por compartir tu experiencia. quiero compartir un poco de la mia. antes de ser madre mi plan era amamantar no mas del año no dormir con el … no tenerlo mucho en brazos….pero cuando mi hijo, hoy de 2 años y 10 meses nació, todo cambió. tuvo eccema desde un poco mas de los dos meses lo cual ne hizo darle un giro total a lo que tenía planeado. tuve que empezar a dormir con el. amamantarlo a demanda y darle mucho afecto y caricias. solo asi mi bebe podia dormir un poco mas sin rascarse y llorar por el eccema. hoy en dia sigue lactando y cuando el quiere se pasa a dormir conmigo. Es muy independiente, habla muy bien dos lenguas y Su piel ha mejorado mucho aunque hay noches que no puede evitar rascarse… en fin ha sido una experiencia unica.

    • Pilar Martinez enero 16, 2016 at 11:21 am - Reply

      Hola Luigi,
      en tu caso has sabido sacar algo positivo de algo negativo (como son los picores…pobrecito bebé) y me encanta porque has hecho lo mejor para mejorar el problema de tu bebé: dar leche materna y tenerlo cerca siempre.
      Muchas gracias por compartir tu testimonio!
      Un besazo

  15. Nitdia enero 16, 2016 at 10:09 am - Reply

    Un artículo fantástico con el que me siento totalmente identificada.

    Mis hijos ya tienen 11 años y medio, 7, 5 y medio y 2 y medio y si tengo que escoger la frase que más me repiten es: Es que tu tienes mucha suerte con tus hijos…

    La verdad es que pocas veces me atrevo a responder lo que pienso, sólo cuando hablo con alguien de confianza con quien se que podré seguir dialogando… Pero siempre pienso lo mismo, mis hijos, como los de todo el mundo, no nacieron educados.

    También, como tu, llevo estos casi 12 años eacuchando críticas absolutamente gratuitas: si lo coges en brazos lo malcriaras, loa tendrás toda la vida en tu cama… Y como dices NINGUNA profecía se ha cumplido.

    Queda poco por añadir a tus palabras así que lo dejo en que no eres una excepción en el sentido que la gran mayoría de familias que hemos optado por este tipo de crianza, más de una decada después estamos contentos con ello. Para las que dudan y sienten que puede que tu tengas “suerte” con tus hijos, decir que somos muchas las “suertudas” ?

    Evidentemente, como todo el mundo, me equivoco, pido disculpas (también a mis hijos) y sigo aprendiendo día a día. No soy la misma madre que hace 2, 5 o 11 años y piensl seguir aprendiendo a diario.

    Gracias por tu artículo.

    • Pilar Martinez enero 16, 2016 at 11:23 am - Reply

      Hola Nitdia,
      me encanta leer tu testimonio!!
      Otra que tiene suerte ¿verdad? jaja
      Yo tampoco suelo comentar mucho cuando me dicen la suerte que tengo con mis hijas, pero en mi cabeza siempre pienso como tú, que ellas no nacieron educadas.
      Un besazo y mil gracias!

  16. Lu enero 16, 2016 at 4:21 pm - Reply

    ME Gusto mucho leer esto.
    Tengo un bebe de 9 meses, y creo mucho en criarlo asi, con mucho amor, apoyo, respeto. A mi bebe ya desde el comienzo le explico cosas y le converso, porque creo que aunque no entienda palabras, entiende intensiones.
    Teta todo lo que quiera, que mejor alimento!
    Como dices en el futuro veremos los hermosos resultados. Gracias por compartir!
    http://www.viajedemami.com

  17. mama12 enero 16, 2016 at 4:33 pm - Reply

    yo si siento q fue un error q mi hija duerma en nuestra cama, ya va a cumplir 4 y nadie la saca, es super incomodo dormir los a pesar q es una cama king. alguien digame como sacarla q lo maximo q he logrado es q cuando llega dormida del auto llega dormida y ahi la echamos en su dormitorio pero a las pocas horas se despierta llorando y gitando y viene corriendo a nuestra cama. |Ambos trtabajamos y es muy cansado levantarse con mala noche. Si a mi preguntan yo diria q es una muy mala idea q duerman en la misma cama de uno

  18. Cristina Muratori enero 16, 2016 at 5:59 pm - Reply

    Al igual que tú, antes de estrenar maternidad no había oído esos conceptos (crianza con apego, cohecho,porteo,…)… Una muy buena amiga me regaló el libro “Un regalo para toda la vida” y, conforme lo iba leyendo, iba descubriendo qué madre quería ser para nuestra pequeña ? San Google me abrió las puertas a blogs maravillosos -entre ellos el tuyo- que no hicieron más que darme las herramientas, razones y confianza en cómo haríamos… Por fin llegó Erika (hace 17,5 meses) y cuando me asaltaban las dudas (como buena mamá primeriza las tuve) me bastaba con mirarla a los ojos y escuchar su lenguaje ☺️
    Mi marido siempre confió en mi instinto, desde el principio decidimos juntos cómo sería nuestra educación e hicimos “frente común” a los opinólogos.

    Cuando me dicen que voy a contracorriente les digo que nosotros seguimos los dictados de la Naturaleza, de nuestros corazones, así que ¿es posible ser más natural? A contracorriente es ir cuando se siguen los designios marcados por unos principios materiales, económicos, políticos,…

    Gracias por tu artículo y por el blog! ?

  19. Marta enero 16, 2016 at 9:41 pm - Reply

    Totalmente de acuerdo
    Yo tengo dos hijos qe durmieron conmigo hasta qe ellos decidieron y encantada de la vida.
    Y de verdad qe se independizan solitos sin ningun problema.

  20. raquel enero 17, 2016 at 4:15 am - Reply

    ¡Qué gozada de texto! Necesitaba leer algo así para sentir, como siento tantas otras veces, que vamos por el buen camino. ¡Gracias!

  21. Ross Mira Hernández enero 17, 2016 at 12:28 pm - Reply

    Yo también he ido aprendiendo sobre crianza con apego, tengo una nena de 2 años y 4 meses, no tenía ni idea de la importancia de la presencia constante y protectora de mamá durante estos primeros años así que cuando ella tenía un año la abandoné por una semana, cosa de la que ahora me arrepiento mucho. Observo en ella llanto cuando necesita o quiere algo, dificultad cada vez menor para dormirse. Yo duermo con ella un ratito mientras le coge el sueño y luego cambio de cama…Es posible que los efectos de ese abandono puedan ser superados? ¿Qué podría hacer yo?

  22. Lic. María Raiti enero 17, 2016 at 5:46 pm - Reply

    Buen día, valoro la narración de tu experiencia de crianza y la agradezco como tal: una experiencia. Pero necesito expresar que disiento respetuosamente con la forma en que está plateada la información que ofrece el artículo y me preocupa que incluye términos técnicos que no están bien interpretados. Una cosa es el descubrimiento del “apego seguro” por parte de Bowlby y otra cosa completamente diferente y muchas veces con efectos muy adversos es el invento de “crianza con apego” (attachment parenting) del Dr. Sears. Mezclar ambas cosas o nombrarlas como sinónimos quita relevancia científica al aporte de Bowlby y en numerosos casos se vuelve muy perjudicial para las madres q.
    El apego seguro tal como lo descubrió Bowlby es una necesidad del ser humano imprescindible para la vida biológica, para la estructuración del yo y de la identidad psíquica y para el sano desarrollo de las emociones y para favorecer las relaciones inter e intrapersonales. Pero apego seguro NO SIGNIFICA colecho, ni portear al bebé, ni acallarlo al segundo que comenzó a llorar poniéndolo al pecho.
    El apego seguro significa ofrecer al bebé una presencia maternante (incluso si la madre estuviera ausente por muerte como sucedió en la segunda guerra, momento en que se realizó este descubrimiento) que genere un vínculo único con el bebé sobre el cual el infante pueda sentirse suficientemte apegado como para poder desenvolver su ser hacia el mundo. Este apego seguro tiene una característica central: más allá del cuidado y atención a tiempo de las necesidades físicas del bebé el apego seguro se alcanza cuando existe por parte de la figura maternante una valoracion y respuesta pertinente a las necesidades y los esfuerzos comunicacionales del bebé (que en un inicio se exprean a través de su gestualidad y llanto – no siempre es hambre). Esta característica depende fundamentalmente de la seguridad, la sensibilidad y la capacidad de respuesta del adulto. Incluso haciendo colecho, porteando o colocando al pecho ante el primer llanto, un adulto que no muestra esta característica central, no ofrece un apego seguro. Se muestra temeroso, no deposita una mirada de confianza en la persona que el bebé encarna y en sus capacidades, inhibe la autonomía, el juego libre y la exploración libre de su motricidad.
    Me resulta evidente que en este caso narrado sí estuvieron presentes estos aspectos centrales del apego seguro y es maravilloso que luego de 10 años de maternidad una pueda mirar con tan buenos ojos su quehacer maternante.
    Pero no puedo dejar de marcar la diferencia ya que como profesional he observado e incluso acompañado a muchas madres a “salir” de la crianza con apego que habían adoptado por un sentimiento de inseguridad personal y no por una certeza y confianza en sus capacidades maternantes personales,

    • Lic. María Raiti enero 17, 2016 at 5:59 pm - Reply

      … se publicó sin querer y quedó con la frase final inconclusa pero la idea central está expresada. Solo faltaría decir que si se adoptan preceptos de crianza con apego por inseguridad personal esto repercute grandemente en el vínculo con los bebés y hasta puede generar sentimientos de gran resentimiento para con el hijo a largo plazo, lo que desde el punto de vista de Bowlby tiene como consecuencia un apego inseguro o incluso ausente. Muchas veces, en estos casos, se priva por completo al bebé de aspectos fundamentales para su desarrollo y SÍ, muchas veces, está aparejado de una falta total de límites ya que la madre, en primera instancia, no pudo registrar ni respetar su propio límite.
      Si estás feliz durmiendo con tu hija de 6 años, qué maravilla. Pero si nunca quisiste hacer colecho, qué maravilla también. Porque es una señal de que estás centrada, en claro y con confianza en tus capacidades y eso es prácticamente todo lo que una madre y un bebé necesitan para salir adelante felices. No hay una única manera de criar con apego y la diversidad de modos de criar es algo a ser celebrado, siempre y cuando prime el respeto y el verdadero cuidado de una misma y de sus hijos.
      Espero sea de valor el aporte, les deseo a todas el gozo de experimentar la soberanía para la crianza de sus propios hijos Saludos!

      Lic. Fernanda Raiti
      http://www.lacasanaranja.com.ar

      • Walking in the Jungle agosto 10, 2016 at 10:56 am - Reply

        Suerte que hay personas como tú que explican lo que es realmente el apego y lo diferencian claramente de la crianza con apego. Pues ahora parece que portear, amamantar años y dormir con tus hijos es una obligación como padres, como si fuera la solución a todos los problemas. Un saludo

        • Lic. María Raiti agosto 10, 2016 at 3:51 pm - Reply

          Gracias, me tomé el tiempo de escribirlo porque realmente me parte el corazón leer a las madres tan agobiadas y maltratadas en una época de la vida donde nuestra vulnerabilidad y nivel de exposición es tan alto! Información confusa, científicamente no fundamentada o simplemente netamente anecdótica no debería ser tomada como referente, especialmente cuando siembra culpa y dolor. Y no lo hago solo por las madres, sino también por sus hijos.

          Porque, ¿desde dónde puede una madre comenzar a construir un vínculo de auténtico respeto por sus hijos si ella misma es atropellada y no logra el auto respeto básico para poder criar con confianza y soberanía?

          Es hora de dejar de construir castillos en el aire hablando de crianza con apego como una experiencia universalemente perfecta. A esta mamá le resultó y sinceramente me alegro por ella. Pero no es una ley universal y el mensaje no debería tomarse como referente, sino solo como una anécdota más.

          Cada una debe transitar lo que tiene frente a su propio destino, abrazar sus propios dolores, mirar y sanar lo que tenga pendiente en su sistema familiar y amar su deseo personal con tanta tripa y tantas ganas que le permita entonces sí, dejar de retrotraerse hacia los condicionantes del pasado y con la mirada y el corazón libres volverse hacia los pripos hijos con la libertad de permitirles ser ellos mismos. Por ahí, entiendo yo, pasa el verdadero respeto.

          Cariños, Fernanda

    • María Cruz enero 18, 2016 at 12:25 am - Reply

      estoy de acuerdo en parte de lo que dices. Mi criterio no se basa en conocimiento técnico o teórico, pero sí en la observación y la experiencia, (como hija en una familia muy numerosa y amorosa, madre de dos adolescentes y maestra en contacto con muchos niños…)
      Creo que el contacto físico con la madre en los primeros años de vida es un derecho que todo ser humano debería poder gozar. Es simplemente algo básico como mamíferos que somos. Cuando eres madre simplemente lo ves, es una realidad. Y creo que ello , como algo básico, debería fomentarse y naturalizarse en un mundo en el que se glorifica e idealiza la figura de la madre simbólica y se niega a la de la madre física básica.
      También es cierto que sólo por colechar y dar lactancia materna o portear a los bebés no se va a conseguir criar equilibradamente, porque eso depende del equilibrio emocional de la persona y sobre todo del goce que experimentes en el hecho de criar., de las ayudas con las que cuentes, la salud que tengas y hasta del grupo humano en el que tengas la suerte de vivir.
      También creo que la educación en respeto y límites tiene otras implicaciones y factores que van más allá de los primeros años de vida. En eso influye la personalidad de la madre y del padre, los criterios éticos que tengan, sus complejos, sus traumas, sus miedos, y la propia personalidad de la criatura. Muchas cosas que no tienen nada que ver con la lactancia, el colecho ni el porteo, así lo veo yo..,,,

      .

      • Lic. María Raiti agosto 10, 2016 at 4:04 pm - Reply

        Hola María Cruz, desde mi perspectiva es tal y como dices. Gracias! Beso

  23. Peques Colmenar Viejo enero 18, 2016 at 7:27 am - Reply

    Muchas gracias por escribir este artículo. Artículos como éste, desde el “más allá”, son los que ayudan a reafirmarte en algo que empiezas a sospechar.
    Es maravilloso que te ofrezcas a ser una especie de hermana mayor que nos cuenta desde más alante que sí, que es posible, y que no ocurrió un desastre por llevar ese otro camino. ¡Muchas gracias, Pilar! Por este, y por tantos otros post.

  24. Diana enero 18, 2016 at 8:24 am - Reply

    ¡Qué bonito leerte, Pilar! Me encanta. También creo firmemente que se puede criar sin chachetes ni castigos y que al final el tiempo da la razón. Lo vuestro es un ejemplo más de que se puede! Y yo creo que se debe. A mi me criaron con castigos, falta de respeto y empatía. También me pegaron mucho. A día de hoy apenas tengo relación con mis padres, de hecho con mi padre no me hablo, y siempre pienso lo mismo: “tus hijos te tratarán como tú les trates a ellos”. Un beso enorme 🙂

  25. Abril Román enero 18, 2016 at 10:39 pm - Reply

    Gracias por compartirnos tu experiencia, soy mamá primeriza, Mi bebé tiene 6 meses, y desde que me convertí en madre estoy analizando el tipo de crianza que quiero darle a mi hija, y con tu experiencia cada vez me convenzo más de que la crianza con apego es mejor. Antes de ser mamá pensaba que estas prácticas eran poco efectivas, pero ahora que soy mamá y recuerdo como nos educó la mía definivamente no me agrada el hecho de gritar y/o pegar a un niño para “educarlo”, y el hecho de saber que t ha funcionado este tipo de crianza me motiva aún más a aplicarla con mi nena.

  26. Paula enero 26, 2016 at 6:23 am - Reply

    Hola, primero que nada estiy feluz de haber encontrado este blog y sobre todo este articulo…… Tengo un hijo de 5 años, cuando lo tube a el llego muy de sorpresa y no sabia nada de crianza respetuosa, lactancia exclusiva y todo eso entonces el pobre lo dejamos llorar mucho y lamentablemente. Segui tooooodos los concejos supuestamente sabios de las abuelas para que este pequeño sea independiente y ahora con solo 5 añitosya estoy vuendo las consecuencias, es agresivo, impaciente, retraido, de baja autoestima, ni tolera nada la frustracion, no sabe pedir ayuda y es muy muy insensible al dolor ageno…….. Ayuda!!!!!! Que puedo hacer para sanar todo esto, porfavor espero de corazon un concejo. Muchas gracias

    • Lic. María Raiti agosto 10, 2016 at 3:40 pm - Reply

      Hola Paula, creo que lo que le pasa a tu hijito puede tener que ver con otras cuestiones y no necesariamente con los conejos de la abuela. Al fin y al cabo tu madre también debe haber seguido los consejos de la abuela y tan mal no saliste. Te recomiendo que recurras a un profesional de la salud para que puedan hacerle un diagnóstico a tu hijito y puedan evaluar cuál es la ayuda específica que puede estar necesitando. Es muy importante que visualices que él está en una situación de dificultad y es necesario brindarle el acompañamiento que pueda estar necesitando, sin dudas un buen profesional sabrá acompañarlos y darte las herramientas para que puedas ayudarlo también desde casa. Por lo pronto, mi consejo desde la crianza con respeto, sería empezar a escribir todos los días las cosas buenas que ves que ha hecho. No decírselas a él, sino empezar a registrarlas. Y eso te llevará a cambiar tu mirada y empezar a valorarlo por lo que sí tiene y no por lo que aun le falta desarrollar. Este mensaje, sutilmente puede ser leído por los niños y sienten una base de mayor confianza para poder construir lo que les falta sobre ese cimiento. Aunque sea algo muy pequeño o algo que no hayas notado aun: es muy bueno desplazándose a velocidad? Tiene autonomía para vestirse? Es perseverante (incluso en la frustración, pero la perseverancia es un rasgo que puede volverse positivo)? Los niños son muy dúctiles y cuando reciben la ayuda necesaria salen adelante desplegando nuevas capacidades! Espero te sea de ayuda mi recomendación, cariños,

  27. mamirecientecuenta febrero 2, 2016 at 8:53 am - Reply

    Hola Pilar!
    Acabo de llegar a este post a través de Krika y tengo que decirte que me ha encantado. Además eso de poder dar en las narices a todos aquellos que siempre te dijeron mil y una cosas de tu maternidad es como que un gusto bestial. no??? jejeje.
    Nosotros estamos igual. Criamos de forma respetuosa y siempre intentando que nuestra peque aprenda cositas nuevas, pero a su ritmo, sin imponer, sin lloros, ni gritos (aunque alguno se escapa de vez en cuando) y siempre escucho eso de: Si no la sacais de vuestra cama no saldrá hasta que se case. Quítale la teta, que eso es vicio,.. y es que entre la presión y que una es primeriza, pues te hacen dudar, sinceramente.

    Saludos y por cierto, FELICIDADES POR TU PREMIO!!!! 🙂 🙂 Muy merecido

  28. Daiana Ines Talquenca julio 31, 2016 at 6:58 am - Reply

    Hola! Este post me ha retorcido el corazón!!! En teoría apoyo 100%… pero me siento mal… pregunto… de verdad nunca te sacan de esquema en una de esas explicaciones de q no se puede “algo”… ohhh estoy pensando en agregar el yoga a mi vida para empezar a manejar mejor mis emociones… a veces me enojo y no me gusta verme así… mi hijo tiene 3 años… piensas q podré revertir esos malos momentos? Gracias!!!

    • Lic. María Raiti agosto 10, 2016 at 3:33 pm - Reply

      Hola Daiana buenos días, soy profesional de la educación, especializada en primera infancia y crianza respetada y tengo hace 6 años mi propio espacio de crianza respetada y juego libre. Quiero decirte que no tengo dudas que estás haciendo lo mejor por tu bebé, ellos no necesitan que seamos perfectas sino lo suficienemente buenas, como dijo el maravilloso y compasivo psiquiatra inglés Winnicot. He visto demasiadas veces en mi espacio de trabajo madres que llegan a mi espacio con un gran dolor, culpa y resentimiento por haber querido implementar el sistema de “crianza con apego” mal interpretado. Sinceramente creo que es muy peligrosa esta tendencia a querer conencer a las madres de que estén 100% a disponibilidad del bebé, arrasando con ellas mismas. Es una verdadera falta de respeto a las madres y a su soberanía para con la crianza. Hemos perdido la confianza en nostras mismas, en nuestro sentido común interno. El bebé humano NO NECESITA ser porteado permanentemente, ni estar al pecho todo el día, ni dormir a upa, ni se acallado, alzado, zarandeado y colmado de besos cada vez que tropieza. Lo que MAS NECESITA es una madre disponible para el vínculo, y si la madre logra estar auténticamente disponible haciendo todo eso de “crianza con apego” porque realmente así lo siente, bienvenido sea. Pero si la madre lo está haciendo a costa de su propia integridad, por inseguridad, por temor a que su bebé tenga luego dificultades en la vida, lo que está haciendo es cerrar el vínculo y retraerse, sufriendo ella y sufriendo el bebé. Creo que artículos como este son realmente peligrosos para la crianza sana. Todas nos enojamos a veces y la que no, estaría interesante que empiece a ver qué le pasa que no se puede enojar. Es normal enojarse, la demanda es altísima cuando tenemos niños pequeños. Y por supuesto que debemos descargarnos con ellos, pero incluso eso a veces puede pasar y tal vez gritamos un poco, o necesitamos salir del cuarto, o algo así. Y ESTA BIEN que nos pase, porque somos humanos y tenemos un sitema nervioso que colapsa de vez en cuando. Lo importante es que más allá de esos momentos que no son los más felices, podamos ir encontrándonos con nostoras mismas, con nuestros verdaderos deseos en la vida, que podamos ir por nuestros anhelos y de este modo liberar también a nuestros bebés para que ellos desde el inicio de la vida puedan sentirse en la libertad de ser quienes realmente son y puedan cumplir con sus propios sueños y no sentirse en la obligación de completar los nuestros. No se si puedo ser lo suficientemente clara, te juro que me parte el corazón ver madres tan dolidas como puedo darme cuenta que estás vos en este momento. Y lo único que probablemente te haga falta es saber que alguien te mira con buenos ojos. Tal vez podés mirarte a vos misma en el espejo y decirte: lo estoy haciendo lo mejor que puedo, y eso es suficientemente bueno. Y yo no tengo dudas que así es, porque de otro modo no estarías tan preocupada en este comentario. Así que yo también te miro con buenos ojos y te digo: lo estás haciendo muy, muy bien. Te mando un abrazo,
      Lic. Fernanda Raiti
      La Casa Naranja. Crear, crecer y compartir en libertad.

  29. amaia agosto 11, 2016 at 8:20 am - Reply

    Creo que itilizamos ahora los terminos de respeto y apego, como si solo se hiciera ahora, quero decir actualmente. Pero estoy convencida q a nosotros, tengo casi 40 años, tambien a muchos nos criaron bajo estos conceptos, aunque no se hablara de ello y a pesar de q las presiones sociales fueran mayores q ahora.
    Es que cuando leo este tipo de notas me da la sensacion que no se valora la labor de las madres de generaciones pasadas, como si nos habrian criado a gritos y a tortas.
    Muy interesante! Pero no solo la gente q lee y sabe sobre estos temas lo lleva a cabo,..

  30. Gabriela Villarreal agosto 11, 2016 at 1:22 pm - Reply

    Me encantó, mi bebé tiene 13 meses y no veo otra forma de crianza para él, para nuestra familia. Quiero romper con la crianza que me aplicaron a mi, sin respeto, con golpes y castigos. Aunque suponga para mí ir a contracorriente de mi familia.
    Gracias por acercar esta visión a los que buscamos, algo diferente a lo que tuvimos.

  31. Amaia agosto 25, 2016 at 8:09 am - Reply

    Gracias Pilar por poner palabras a lo que intento siempre defender….

    A veces, criando a mis hijos así me parece que voy luchando contra todo el mundo y me alegra ver y leer que lo estoy haciendo bien!

    Gracias!

  32. helenriberas febrero 24, 2017 at 11:09 pm - Reply

    Qué fácil es opinar cuando no se tienen hijos, o cuando tienes la suerte, de que duerman bien, coman bien y no lloren jajajaja. Yo ahora que soy madre, pido perdón a cada una de mis amigas por mis palabras anteriores, me las tengo que comer con patatas, cuando te toca a ti, lo de que no duerman, no es tan fácil decir eso pues dejale llorar, ya se cansará.. Lo mismo que el destete, cuando lo ves en los demás, dices, uy que mayor es ya,, pero ojooo que luego te toca a ti. Yo soy de las que piensa que cuanto más quieres atar a los niños, y obligarles a algo, más se revelan y la lían.

  33. Claudia mayo 6, 2017 at 3:37 pm - Reply

    Aunque mi lindo y primer bebé aún tiene 15 meses, algo en el corazón me dice que tomé una buena decisión, que la crianza respetuosa y con amor ha sido una de mis mejores decisiones, y como mencionas, todos los “consejos” que recibo día a día podré revertirlos más adelante, cuando ya tenga los frutos como tú, niños independientes, maduros emocionalmente, con recuerdos lindos de amor y respeto de su infancia y niñez, cuando alguna vez en su etapa de adulto puedan decir ” a mi me criaron con amor y respeto y soy un hombre de bien, no necesite indiferencia ni violencia para lograrlo” .

    Tan identificada con tu post, es lo que tengo en mente y lo que plasmo día a día de forma verbal con cada mamá que conozco y a quien trato de involucrar en este infinito y maravilloso mundo de la maternidad que tiene mucho por descubrir, porque necesitamos concienciar, criar mejores seres si queremos un mundo mejor =)

    Abrazos virtuales desde Perú .

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies