Historias de lactancia: la historia de Ingrid

Continúo con la sección “Historias de Lactancia Materna” gracias a mis maravillosas lectoras que me siguen enviando sus relatos ¡sois fantásticas!

Hoy tenemos a Ingrid, con una historia en la que la constancia y un apoyo importante recibido de un familiar, le permitió conseguir la lactancia que deseaba con su hijo.

Te invito a leer su historia:

Mi hijo nació en Mayo de 2012 por parto normal, se me adelantó el parto a las 36.4 semanas, fui al seguro social, yo estaba muy bien y mi bebé también, pero tal vez porque fue algo adelantado no me lo pasaron a tiempo, sino como a las 5 horas, yo inexperta, con miedo, y las enfermeras que no ayudaban mucho, cuando le ofrecí el seno, no lo cogía, varios intentos, cogía un ratito y soltaba, al día siguiente nos dieron de alta.

En casa un stress para mi, porque pensé que mi hijo se iba a desnutrir al no tomar leche, fui a un pediatra a los 5 días y dijo que había bajado de peso.

Mis pezones me dolían, pues estaban agrietados, prácticamente sangrando, aún así le seguí dando, ya había logrado que coja el seno, pero parecía mas bien que se quedaba dormido, arrullándose, solo quería estar en el seno para estar acunado, al pasar los días, yo sentía que no tenía la suficiente leche, y me dejé tentar por una pediatra, que me recomendó darle fórmula, le dí a lo  mucho unas 5 o 6 tomas saltadas en total. Finalmente una prima me recomendó no darle que era muy chiquito, y que lo prenda al seno, incluso dormido en la madrugada.

Y así fue, luego ya tomaba mucho, engordó bonito, estaba feliz y orgullosa por alimentarlo a mi hijo, a los 2 meses, casi caigo de nuevo, porque parecía que los senos se quedaban sin leche y el lloraba al estar tomando, como quien se queja, que no le sale leche, así que mi hermano me ayudó y compró un tarro de fórmula, por suerte no cogió el biberón.  Aunque según yo, no tenía leche, me lo puse al seno, cuando me lo pedía y cuando era tiempo de tomar. Yo por mi parte tomaba coladas, mucha agua, frutas, ensaladas.

Entré a trabajar a las 12 semanas de mi hijo, y me llevé mi extractor de leche, y bueno puedo decir que gracias a la constancia y persistencia hasta el día de hoy llevo la lactancia y estoy muy feliz por eso, mi hijo hoy tiene casi 16 meses, y está hermoso.  No sé cuando dejaré la lactancia si a los 18 meses o a los 2 años, estoy algo confundida, además ya quisiera buscarle un hermanito.

Mi consejo es que no se rindan, que a mayor succión mayor producción, es muy cierto, y una buena alimentación para mamá, con muchos líquidos, ah y también tratar de no estresarse, buscar ayuda los primeros meses es básico para la tranquilidad y en consecuencia lograr un lactancia exitosa.

¡Muchas gracias Ingrid por esta preciosa historia!

Si quieres leer los relatos de más de 50 madres lactantes entra aquí y lee el libro de mi amiga Mónica Salazar y si quieres contribuir con tu propia historia, escribe a maternidadcontinuum@gmail.com

Si quieres leer más historias aquí tienes las anteriores:

– La historia de Eva

– La historia de Sylvia

– La historia de Sandra

– La historia de Carlota

 – La historia de Conchi

– La historia de Carla Candia

– La historia de Ana

– La historia de Susana

– La historia de Isabel María

– la historia de Ana María

La historia de Alexandra

– La historia de Carolina parte 1

– La historia de Carolina parte 2

2013-09-25T08:30:44+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies